Anuncio
Share

GM reduce sus beneficios en el primer trimestre pero dice que es temporal

GM reduce sus beneficios en el primer trimestre pero dice que es temporal

Logo de General Motors en Detroit (Estados Unidos). EFE/Archivo

EFE

Lo beneficios netos de General Motors (GM) cayeron un 60 % en el primer trimestre del año pero el fabricante de automóviles dijo que la reducción se debió a cuestiones temporales y que la compañía está bien posicionada para seguir aumentando su rentabilidad.

GM tuvo unos beneficios netos de 1.046 millones de dólares en los tres primeros meses del año, con unos ingresos netos de 36.100 millones de dólares, un 3,1 % más que en el mismo periodo de 2017, y unas ganancias antes de intereses e impuestos de 2.610 millones, una caída del 26,5 %.

Pero la compañía explicó que la caída en los beneficios se debió al cambio de producción a la nueva generación de las camionetas Chevrolet Silverado y GMC Sierra, el aumento de gastos incurrido para lanzar los nuevos modelos y el coste de reestructuración de sus operaciones en Corea del Sur.

La producción de la nueva generación de las camionetas “pickup” de Chevrolet y de GMC, dos de sus productos más rentables y que habían envejecido con respecto a sus rivales, requiere la modernización de las plantas de montaje en Norteamérica, lo que supone que estas instalaciones tengan que cesar temporalmente la producción, reduciendo los beneficios.

Anuncio

En Corea del Sur, que se ha convertido en un quebradero de cabeza para GM, el fabricante cerrará una planta, con un coste de casi 1.000 millones de dólares, y se está replanteando su presencia en el país.

A pesar de ello, Mary Barra , presidenta y consejera delegada de GM, señaló en un comunicado que los resultados estuvieron “en línea” con sus expectativas dada “la reducción de la producción planificada en Norteamérica relacionada con la transición a los nuevos Chevrolet Silverado y GMC Sierra”.

“Estamos de camino a producir otro fuerte año en 2018", añadió.

Las acciones que ha tomado en los últimos meses GM para reducir sus costes y mejorar sus resultados, como el cierre en Corea del Sur o su total salida de Europa con la venta en 2017 de Opel a la francesa PSA, provocó dudas sobre si la compañía seguirá reduciendo su presencia en mercados deficitarios.

Anuncio

En una conferencia telefónica con analistas financieros y medios de comunicación posterior a la presentación de los resultados, Barra reafirmó que GM no tiene planes para salir de Suramérica, una región que en los últimos años ha registrado pérdidas.

Barra afirmó que, de hecho, Suramérica es una “fortaleza” para la compañía estadounidense.

“Pensamos que en Suramérica tenemos una franquicia excepcionalmente valiosa, teniendo en cuenta la cuota de mercado, su posición de liderazgo, con el Chevrolet Onix como el de más ventas. Y que hemos rebajado nuestro umbral de rentabilidad en Suramérica un 40 %", declaró hoy durante una conferencia telefónica.

“Estamos realmente bien posicionados y vemos esa posibilidad a medida que el mercado empieza a crecer. Y con los nuevos productos que van a llegar, realmente estamos en una posición muy fuerte en Suramérica”, continuó la directiva estadounidense.

“Como franquicia, pensamos que (Suramérica) es una fortaleza de GM y veremos de aquí en adelante como contribuye a los buenos resultados”, terminó señalando.

Chuck Stevens, el director financiero de GM, también constató que la situación de la compañía en Suramérica “está mejorando, a medida que el mercado sigue fortaleciéndose”.

GM dijo que sus tres unidades de negocio tuvieron beneficios en el primer trimestre.

GM Norteamérica ganó 2.233 millones de dólares, un 35,6 % menos que hace un año; GM Internacional ganó 189 millones, 12 millones de dólares más que en 2017; y el brazo financiero de la compañía, GM Financial, ganó 443 millones de dólares, un aumento del 94,3 %.

Anuncio


Anuncio