Anuncio
Share

Grupo conservador se muestra confiado en revertir ley “santuario” de Oregón

El grupo conservador Oregonianos por una Reforma Migratoria (OFIR) confía en llevar a referéndum en noviembre próximo una medida que, de ser aprobada, revertiría la política que convierte a Oregón en estado "santuario" para los inmigrantes indocumentados. EFE/Archivo

El grupo conservador Oregonianos por una Reforma Migratoria (OFIR) confía en llevar a referéndum en noviembre próximo una medida que, de ser aprobada, revertiría la política que convierte a Oregón en estado “santuario” para los inmigrantes indocumentados. EFE/Archivo

EFE

El grupo conservador Oregonianos por una Reforma Migratoria (OFIR) confía en llevar a referéndum en noviembre próximo una medida que, de ser aprobada, revertiría la política que convierte a Oregón en estado “santuario” para los inmigrantes indocumentados.

“Antes del 6 de julio necesitamos recoger más de 90.000 firmas, pero estamos seguros de nuestro éxito, ya que la respuesta está siendo muy positiva hasta el momento y tenemos aún tres meses por delante”, dijo a Efe el vicepresidente y cofundador de OFIR, Jim Ludwick, que no quiso desvelar el número de apoyos ya conseguidos.

Este grupo, que trabaja para frenar la inmigración indocumentada y reducir la inmigración legal a Oregón, presentó en abril de 2017 una petición ante la División de Elecciones de Oregón para llevar a consulta popular la denominada IP 22.

Esta medida daría a los votantes de Oregón la oportunidad de derogar la ley ORS 181A.820, ley aprobada hace 30 años y que prohíbe desde entonces el uso de recursos estatales y locales para hacer cumplir las leyes federales de inmigración.

“Somos un grupo de voluntarios que luchamos contra la inmigración indocumentada. La mano de obra barata conlleva a un empobrecimiento del empleo para todos. Nosotros queremos cuidar a los nuestros primero y los inmigrantes indocumentados nos perjudican en el entorno laboral”, dijo Ludwick.

La “plena confianza” de OFIR se fundamenta en el "éxito” cosechado en la pregunta que llevaron a consulta en las elecciones de 2014, cuando encabezaron una campaña para revocar una ley que otorgaba licencias de conducir a inmigrantes indocumentados.

En mayo en 2013, el entonces gobernador de Oregón, John Kitzhaber, promulgó una ley que otorgaba licencias de conducir a residentes indocumentados de Oregón.

En respuesta, OFIR inició una recogida de firmas para poder llevar a consulta popular la medida, que finalmente los votantes apoyaron por un margen de 2 a 1 en las elecciones de 2014.

La directora de proyectos de inteligencia de Southern Poverty Law Center (SPLC), Heidi Beirich, indicó a Efe que su “exhaustivo seguimiento” de OFIR realizado durante años les llevó a calificarles de “organización extremista”.

“Durante casi dos décadas, OFIR ha satanizado a los inmigrantes en Oregón mientras trabaja en estrecha colaboración con grupos y figuras anti-inmigrantes reconocidos a nivel nacional. Sus cofundadores y líderes actuales tienen lazos estrechos con grupos de odio y un historial de declaraciones racistas”, denunció.

La iniciativa de OFIR se suma a las realizadas por la Administración del presidente Donald Trump contra las denominadas “ciudades santuario”, jurisdicciones que rechazan colaborar en la aplicación de leyes migratorias, que son de competencia federal.

El fiscal general del estado, Jeff Sessions, presentó una demanda contra el estado de California por la entrada en vigor de la ley SB 54, que convirtió en enero pasado al estado en un santuario de inmigrantes y limitó la cooperación de las autoridades locales con los agentes de inmigración.


Anuncio