Anuncio
Share

Presentan recomendaciones para ayudar adultos mayores en desastres en P.Rico

Miembros del Programa de Gerontología de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) elaboraron un estudio con recomendaciones para minimizar el impacto de desastres naturales en los servicios que reciben los adultos mayores. EFE/ARCHIVO

Miembros del Programa de Gerontología de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) elaboraron un estudio con recomendaciones para minimizar el impacto de desastres naturales en los servicios que reciben los adultos mayores. EFE/ARCHIVO

EFE

Miembros del Programa de Gerontología de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) elaboraron un estudio con recomendaciones para minimizar el impacto de desastres naturales en los servicios que reciben los adultos mayores.

La investigación, “Provisión de servicios a adultos mayores después del paso del huracán María por Puerto Rico: Lecciones aprendidas desde la perspectiva municipal”, fue realizada por cinco integrantes del programa graduado, informó el RCM de la UPR en un comunicado de prensa hoy.

El estudio, que constó de entrevistas a diez personas procedentes de cuatro municipios de la isla, también analizó la efectividad de la provisión de servicios e identificó elementos relevantes para optimizar los servicios ante la amenaza de otro fenómeno natural, explicó el catedrático asociado del RCM y uno de los cinco investigadores, José Carrión Baralt

“El huracán María tuvo un impacto demoledor sobre el estado de ánimo de muchos adultos mayores. Nuestros entrevistados nos contaron que muchos estaban desesperados, ansiosos, deprimidos, solos y tristes, y que su estado de salud y su situación económica habían empeorado tras el huracán”, dijo Carrión Baralt.

Los otros investigadores fueron Tymaries Alvarado Vega, Brenda Liz Marrero Cajigas, Verónica Martínez y Georgina Brito Tyson.

“Nuestros hallazgos revelan que las dos dificultades principales que encontraron los municipios para atender las necesidades de los adultos mayores luego del huracán se centraron en las áreas de preparación y comunicación”, agregó Carrión Baralt, psicólogo clínico.

Además, los investigadores mencionaron cinco recomendaciones para minimizar el impacto de desastres naturales sobre los servicios que reciben los adultos mayores afectados en Puerto Rico.

Entre las recomendaciones, están incluir en los planes de emergencia y desastres un renglón destinado específicamente a la población de adultos mayores, identificar a los adultos mayores con necesidades especiales en cada municipio, y que se mantenga un censo actualizado.

Además, recomendaron equipar y adaptar adecuadamente los refugios donde se vayan a alojar adultos mayores con necesidades especiales y revisar el protocolo de comunicación en emergencias y desastres en el Gobierno central y en los municipios dos veces al año.

“La clave de una recuperación efectiva es el trabajo en equipo, organizado, coordinado, con las mejores mentes y toda la experiencia tanto de los municipios como del gobierno central, al servicio de Puerto Rico”, afirmó Baralt.


Anuncio