Anuncio
Share

Embiid vuelve por la puerta grande con 23 puntos y triunfo de los Sixers

Bam Adebayo (i) de Miami Heat intenta bloquear a Joel Embiid (d) de Philadelphia 76ers hoy, jueves 19 de abril de 2018, previo al tercer juego de la primera ronda eliminatoria de la Conferencia Este, entre los Philadelphia 76ers y los Miami Heat, en el American Airlines Arena, en Miami (EE.UU.). EFE

Bam Adebayo (i) de Miami Heat intenta bloquear a Joel Embiid (d) de Philadelphia 76ers hoy, jueves 19 de abril de 2018, previo al tercer juego de la primera ronda eliminatoria de la Conferencia Este, entre los Philadelphia 76ers y los Miami Heat, en el American Airlines Arena, en Miami (EE.UU.). EFE

EFE

El pívot camerunés Joel Embiid volvió con la cara protegida por una mascara e hizo su debut en los playoffs como estrella al conseguir 23 puntos que lo dejaron líder de los Sixers de Filadelfia que vencieron a domicilio por 108-128 a los Heat de Miami en el tercer partido de la eliminatoria de la primera ronda de la Conferencia Este.

La victoria permitió a los Sixers recuperar la ventaja de campo (2-1) en la serie que disputan al mejor de siete y el cuarto partido se jugará en el mismo escenario del American Airlines Arena, de Miami, el sábado.

Embiid, que había sido cuestionado para estar en el partido, al final salió recuperado de la fractura ocular que sufrió en el ojo izquierdo y que le obligó a pasar por el quirófano, para hacer el mejor del ataque balanceado y ganador de los Sixers, que tuvieron a seis jugadores con números de dos dígitos.

Entre ellos al ala-pívot croata Dario Saric y al escolta italiano, Marco Belinelli , que salió de reserva, y aportaron 21 tantos cada uno, después que ambos también consiguieron cuatro triples cada uno, de los 18 que sumaron los Sixers en 34 intentos para un 53 por ciento de acierto, superior al 51 en los tiros de campo (41-81).

El base novato australiano Ben Simmons también brilló de manera especial como líder en la dirección del juego y ser el más completo al aportar un doble-doble de 19 puntos, 12 rebotes y siete asistencias, que ayudaron a los Sixers a conseguir el decimoctavo triunfo en los últimos 19 partidos disputados, incluida la racha de 17 consecutivos.

Embiid logró una racha personal de 7-0 que permitió a los Sixers incrementar la ventaja a 14 puntos en la recta final del cuarto periodo que hizo que los aficionados que llenaron las gradas del campo comenzasen a abandonarlas ante el convencimiento de la derrota de los Heat.

El base esloveno Goran Dragic encestó 23 puntos y repartió ocho asistencias que lo dejaron como el líder del ataque de los Heat, que lucharon, pero al final nunca pudieron con el mejor nivel individual y colectivo de los Sixers.

Los aleros, Justise Winslov, que acabó como sexto jugador, llegó a los 19 puntos como segundo máximo encestador de los Heat --su mejor marca de la temporada--, y el titular Josh Richardson, anotó otros 14 tantos.

El pívot titular Hassan Whiteside siguió sin ser eficaz en el juego de los Heat y esta vez al tener problemas con las personales, lo que le dejó con apenas cinco puntos (1-1, 0-0, 3-4) y dos rebotes en 13 minutos de acción.

Tampoco el veterano escolta Dwyane Wade, que había sido decisivo en el segundo partido que los Heat ganaron en Filadelfia, esta vez tuvo su mejor inspiración y apenas anotó 2 de 10 tiros de campo.

Mientras que el líder de triples de los Heat, el también escolta reserva Wayne Ellington , que durante la temporada regular consiguió 227, acabó el partido con una canasta de cinco tiros de campo.

Además, a diferencia de lo sucedido en el segundo partido, cuando los Heat dominaron y controlaron la batalla física, esta vez también la perdieron.

Los Sixers acabaron con 26 faltas personales y tres técnicas por 30 y 3, respectivamente, de los Heat, que acabaron la primera parte con ventaja de un tanto en el marcador (64-63) después que se habían dado 14 cambios de líder y nueve empates.

Antes que diese inicio el partido se guardo un minuto de silencio en memoria de Erin Popovich , la esposa del entrenador de los Spurs de San Antonio, Gregg Popovich, que falleció en la madrugada del miércoles a la edad de 67 años, y de la exprimera dama de la nación Barbara Bush.

El entrenador de los Sixers, Brett Brown, que se formó como asistente al lado de Popovich, y mantiene una gran amistad con su familia, definió a Erin como una “estrella”.

“Se trataba de una mujer muy fuerte, una estrella de verdad, y alguien que será extrañada por el vacío que deja no sólo en su familia sino en toda la organización de los Spurs”, subrayo Brown al concluir el partido.


Anuncio