Anuncio
Share

Trump dice en visita a los Cayos de Florida que seguirá “ocupándose” de Cuba

El presidente estadounidense, Donald J. Trump, hace declaraciones al comienzo de una reunión en la Casa Blanca. EFE/Archivo

El presidente estadounidense, Donald J. Trump, hace declaraciones al comienzo de una reunión en la Casa Blanca. EFE/Archivo

EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo hoy que se seguirá “ocupando” de Cuba tras la elección de Miguel Díaz-Canel como sucesor de Raúl Castro en el cargo, durante una breve visita a una estación antidrogas de los Cayos de Florida, en el extremo sur del país.

En respuesta a preguntas del público que salió a recibirlo y despedirlo en la Estación Naval de Cayo Hueso, el republicano les señaló que “amaba a Cuba”.

Al respecto, una fuente de la Casa Blanca dijo hoy a Efe en Washington que “duda” que Trump vaya a tener ningún contacto con el nuevo presidente cubano para felicitarle por su llegada al poder.

Estados Unidos pidió hoy al nuevo presidente de la isla que “escuche” el deseo del pueblo cubano de un país “más libre y democrático”, que mejore su calidad de vida y acabe con la “represión”, y dijo que el flamante líder tiene la opción de dirigir el país hacia un nuevo paradigma.

En su visita de dos horas a los islotes de Florida, Trump insistió en la necesidad de un muro en la frontera con México y felicitó el trabajo antidrogas de los comandos Sur de Estados Unidos (Southcom) y Norte (Northcom) durante una reunión informativa que sostuvo con la Fuerza de Tarea Conjunta Interinstitucional del Sur.

“Las drogas están fluyendo en nuestro país. Necesitamos protección en la frontera, necesitamos el muro, tenemos que tener el muro”, manifestó a la prensa.

Por otro lado, el republicano criticó a los demócratas, a los que culpó de no querer aprobar su construcción porque “piensan que es bueno políticamente, pero no lo es”.

“Si nos fijamos en lo que está sucediendo en California con las ciudades santuario, las personas realmente van por el camino opuesto. Ellos no quieren ciudades santuario. Hay una pequeña revolución en California”, manifestó.

Por otro lado, Trump reconoció que el trabajo antidrogas es “ingrato de muchas maneras”.

“Han hecho realmente un trabajo increíble”, aseguró Trump en compañía de la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kirstjen Nielsen, y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, antes de emprender su regreso a su club privado Mar-a-Lago, en Palm Beach, en el sur de Florida.


Anuncio