Anuncio
Share

La música, una vía para el desarrollo e integración de niños en México

La música, una vía para el desarrollo e integración de los niños de Oaxaca

Fotografía cedida hoy, miércoles 18 de abril de 2018, por la Fundación Air France, de Niños de Oaxaca tomando clases de música en la ciudad de Oaxaca, estado homónimo de México. Vivir a orillas del mayor depósito de basura de la ciudad de Oaxaca, sur de México, no es un impedimento para que un centenar de niños, a través de la música, alcancen un desarrollo integral y provoquen un cambio en su persona y en su comunidad. EFE/FUNDACIÓN AIR FRANCE/ SOLO USO EDITORIAL

EFE

Vivir a orillas del mayor depósito de basura de la ciudad de Oaxaca, sur de México, no es un impedimento para que un centenar de niños alcancen a través de la música un desarrollo integral y provoquen un cambio en su persona y en su comunidad.

La colonia Vicente Guerrero, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, donde se ubica el basurero municipal, es un lugar marginal donde hacen faltan casi todos los servicios, el principal agua potable, pero hay algo que no falta: la música.

La historia se remonta a 2011, cuando el párroco y un maestro de la colonia, que sufría problemas de drogas y delincuencia, juntaron un grupo de 20 jóvenes para crear una banda musical.

Tras visitar la colonia y descubrir la banda, Isabelle de Boves, piloto de la aerolínea Air France, pidió fondos a la fundación de su compañía para impulsar una escuela musical en Vicente Guerrero.

Anuncio

Así nació en 2014 la escuela de iniciación musical Santa Cecilia, patrona de los músicos, que actualmente imparte clases a 100 alumnos, contó a Efe Christine Brassart, portavoz de La Banda de Música, asociación civil francesa que impulsa la música entre los niños desfavorecidos de México.

“A través de donaciones de Francia, llegaron muchos instrumentos musicales y se buscaron fondos para construir la escuela, pero el principal apoyo fue de los padres de familia”, apuntó.

La representante relató que el principal objetivo de la escuela es darle continuidad al proyecto y para ello necesitan recursos.

Los niños de Oaxaca junto con el coro de Air France ofrecerán dos conciertos, el 19 de abril en Ciudad de México y el 21 de abril en Oaxaca, con el objetivo de recaudar fondos para la iniciativa musical.

Anuncio

En el recital, los 80 coristas de Air France interpretarán La Pequeña Misa Solemne del compositor italiano Gioachino Antonio Rossini.

Los niños de Oaxaca seguirán el recital mediante distintas piezas musicales, algunas de las cuales las tocarán en solitario y las otras junto a los coristas franceses.

Todos los fondos recolectados se destinarán a los numerosos proyectos de la escuela de música: agrandar la infraestructura para acoger más niños, construir un edificio para el nuevo taller de laudería, contratar más profesores de música y ofrecer más becas.

En palabras de Boves, “el talento y el trabajo ya estaban en el lugar y solo faltaba encontrar los medios para hacer crecer (musicalmente) a los niños hasta convertirse en una orquesta”.

La escuela ha creado dos talleres profesionales de reparación de instrumentos y además ofrece becas para los estudiantes interesados en continuar sus estudios en un conservatorio.

En un lugar donde abundan las adicciones y las actividades violentas de todo tipo, formar parte de una orquesta sinfónica es una herramienta para que los niños y jóvenes se sientan más seguros de sí mismos, eleven su autoestima y mejoren su relación con sus familias y sus estudios.

“Los alumnos nos comentan que no solo les ha cambiado su vida, sino la de toda su familia”, contó Brassart, quien celebró que uno de sus alumnos ha ingresado recientemente en la Orquesta Sinfónica de Oaxaca.

Fundado hace 32 años en París, el coro Air France se ha presentado al lado de importantes agrupaciones como la Orquesta de la Guardia Republicana y la Filarmónica de París; además ha estado en salas de gran prestigio de Francia y otros países.

Anuncio


Anuncio