Advertisement
Share

Cámara Representantes de P.Rico otra rama que se levanta contra Junta Fiscal

La Cámara de Representantes de Puerto Rico. EFE/Archivo

La Cámara de Representantes de Puerto Rico. EFE/Archivo

EFE

La Cámara de Representantes de Puerto Rico, por boca de su presidente, Carlos Méndez, se convirtió hoy, en otra de las ramas, junto al ejecutivo, que se ha levantado contra la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), después de que las pasadas semanas lo hiciera el propio gobernador, Ricardo Rosselló.

En un comunicado, al igual que advirtiera Rosselló, Méndez le recordó a la JSF que la isla no la gobiernan ellos y que lo hacen “los oficiales electos”.

La reacción se produce después de que medios locales de la isla revelaran que la JSF daba las últimas pinceladas al plan fiscal del gobierno, documento base para los presupuestos anuales y las finanzas públicas, que incorporaría, entre otras muchas medidas, 120 millones de dólares adicionales en recortes y reducir las pensiones de unos 100.000 jubilados.

Además las palabras de Méndez se producen un día después de que el gobernador, tras semanas de enfrentamiento dialéctico con la JSF dijera que era favorable a colaborar con ellos.

“Estamos dispuestos a colaborar y construir, porque trabajamos para el pueblo de Puerto Rico”, señaló Rosselló, aunque recordó que no aceptará las recomendaciones de la JSF sobre política pública por entender que se trata de un ámbito exclusivo del Gobierno que lidera.

“La expectativa es que los poderes se respeten”, concluyó Rosselló.

Hoy el presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico advirtió en un comunicado que no dará paso a “ninguna medida que socave los servicios al pueblo” y recordó que en la isla “gobiernan los oficiales electos”.

Méndez indicó que quería que la población supiera que la “Cámara de Representantes no avalará ninguna medida que viabilice las nefastas imposiciones de la Junta. No vamos a recortar las pensiones de nuestros jubilados y no vamos a dejar a los trabajadores del sector privado sin derechos y beneficios”.

“Eso no va a suceder. Esta Cámara luchará con todas las herramientas a su alcance en contar de estas drásticas e innecesarias medidas de austeridad. En Puerto Rico gobiernan los oficiales electos por el pueblo”, comentó el líder legislativo.

A su vez, indicó que los recortes propuestos para la reducción de las pensiones por la Junta afectarían casi el 80 por ciento de los 167.470 beneficiarios actuales y que “esa promesa que hicimos con nuestros servidores públicos se va a honrar”.

Sobre los recortes adicionales en el gasto del gobierno, el presidente cameral aseguró que los mismos mermarían el servicio directo al pueblo.

“Tenemos actualmente el presupuesto más reducido y balanceado en la historia. Se han hecho avances para recortar gastos en todas las áreas, las cuales están en el Plan Fiscal sometido. Pero un recorte adicional como el propuesto dejaría inoperante a la mayoría de las agencias. Eso significa que la ciudadanía estaría en peligro”, manifestó.

“Habría mucho menos dinero para nuestros paramédicos que atienden emergencias médicas, menos para los trabajadores sociales que intervienen en casos de maltrato de menores, menos para comprar equipo para nuestros policías y bomberos, menos para ayudar a los más necesitados. Los servidores públicos han sido los héroes de Irma y María, dando de si para ayudar al pueblo. Si se reduce los servicios no tendremos como responder a otra emergencia similar. Eso tampoco va a pasar”, sentenció.

El Presidente de la Cámara dejó claro que no se legislará ningún cambio en las leyes laborales sin que se les brinde a los trabajadores más dinero en sus bolsillos y beneficios adicionales.

A su vez, agregó que la deuda de la familia puertorriqueña se ha reducido en un 2,1 por ciento en el 2017, la primera vez que esto sucede desde el 2007.

“Las reclamaciones de desempleo bajaron un marcado 39,3 por ciento en marzo en comparación con el año pasado. Se esta observado un despunte en la actividad económica. Necesitamos tiempo para salir, pero este será el cuatrienio que Puerto Rico verdaderamente saldrá de la recesión”, agregó el presidente de la Cámara.

Para concluir, el presidente cameral exhortó a los miembros de la Junta a continuar el dialogo dentro del marco de referencia del nuevo plan fiscal ajustado propuesto por la administración.

La JSF entiende que hay que introducir recortes, indispensables para que Puerto Rico vuelva a la senda de presupuestos públicos sin déficit, lo cual es a su vez crítico para poner fin a una deuda de cerca de 70.000 millones de dólares que en 2015 el Ejecutivo de San Juan reconoció no podía pagar.

Puerto Rico, actualmente bajo un proceso de quiebra de su deuda que solicitó la entidad federal que controla al Ejecutivo, no puede financiarse en los mercados, por lo que tiene en Washington su único recurso.


Advertisement