Anuncio
Share

Juegos entre Indios y Mellizos será como representar a P.Rico en el Clásico

Llegó el día, fecha en que se celebrará el primer juego de dos entre los Indios de Cleveland y los Mellizos de Minesota que tendrán en Puerto Rico, y los peloteros de la isla se sienten tan emocionados como si jugaran con la selección local en el Clásico Mundial de Béisbol. EFE/EPA/Archivo

Llegó el día, fecha en que se celebrará el primer juego de dos entre los Indios de Cleveland y los Mellizos de Minesota que tendrán en Puerto Rico, y los peloteros de la isla se sienten tan emocionados como si jugaran con la selección local en el Clásico Mundial de Béisbol. EFE/EPA/Archivo

EFE

Llegó el día, fecha en que se celebrará el primer juego de dos entre los Indios de Cleveland y los Mellizos de Minesota que tendrán en Puerto Rico, y los peloteros de la isla se sienten tan emocionados como si jugaran con la selección local en el Clásico Mundial de Béisbol.

“Para mí es como estar con el ‘Team Rubio’, de los días que estuvimos juntos”, sostuvo el lanzador puertorriqueño José Orlando Berríos, de los Twins, quien será el abridor de mañana, miércoles, en el segundo partido que se llevará a cabo en el Estadio Hiram Bithorn.

Berríos, junto al jardinero izquierdo Eddie Rosario, representan a los peloteros boricuas de los Twins que jugarán frente a cientos de amistades y familiares en el parque sanjuanero, al igual que lo harán Francisco Lindor y Roberto “Bebo” Pérez, de los Indios.

Estos cuatro jugadores representaron a Puerto Rico en el pasado Clásico Mundial de Béisbol 2017, en el que la novena boricua obtuvo su segundo subcampeonato seguido, después de ganar la medalla de plata en la edición de 2013.

Pérez, receptor de los Indios, recordó que “la nueva cepa de jugadores” de la plantilla puertorriqueña que jugó en el Clásico fue lo que “unió como pueblo”.

“Mucho de los jóvenes hoy en día, siguen a Lindor, a (Carlos) Correa, a mí, y tenemos muchas estrellas. Así, Puerto Rico ha tenido crecimiento del béisbol”, enfatizó Pérez sobre la percepción de que esta disciplina no tuvo tanto éxito hace varios años atrás como en pasadas décadas.

Berríos, mientras tanto, se cantó entre el cuarteto de peloteros como el que más taquillas obtuvo para sus amistades y amigos, con 200, aunque Lindor le contestó que tendrá un buen grupo de seguidores que le harán competencia a su compatriota.

Lindor recordó que la última vez que jugó en Puerto Rico fue a sus 14 años, antes de que su familia se mudara a los Estados Unidos.

Puerto Rico lleva celebrando partidos de Grandes Ligas desde el año 2001, cuando fue la sede del juego inaugural de la temporada entre los Vigilantes de Texas y Azulejos de Toronto.

En 2002 y 2003, el parque sanjuanero organizó 33 partidos como local de los ya desaparecidos Expos de Montreal, así como cinco rondas entre las primeras tres ediciones del Clásico Mundial de Béisbol.

Tanto Rosario como Lindor recordaron que vinieron al estadio Bithorn con sus familiares cuando los Expos fueron sede a principios de la pasada década.

De igual forma, en la temporada de 2010, los Marlins y los Mets de Nueva York, celebraron varios partidos entre las fechas del 13 y 16 de mayo, días después de que el puertorriqueño Edwin Rodríguez fuera nombrado piloto de los Marlins, tras el despido a Freddy González.

Por su parte, el dirigente de los Indios, Terry Francona, enfatizó que estas oportunidades de las Grandes Ligas de organizar partidos oficiales fuera de Norteamérica -29 equipos en los Estados Unidos y uno en Toronto (Canadá)- ayuda a extenderla la afición a otros países.

“Es grandioso lo que está haciendo las Grandes Ligas, en especial aquí en Puerto Rico, donde existe una gran afición por el béisbol y porque pueden ver a sus jugadores”, dijo Francona, quien recordó la primera vez que visitó a la isla, para los Juegos Panamericanos de 1979 y también jugó en la Liga Profesional de Puerto Rico.


Anuncio