Advertisement
Share

Candidatos mexicanos se comprometen a reducir a 45 % la pobreza infantil

José Antonio Meade (i), candidato a la presidencia de la República por el partido partido de la Revolucionario Institucional, acompañado por su esposa, Juana Cuevas (d), participan durante la firma de un pacto por la primera infancia hoy, martes 17 de abril de 2018, en Ciudad de México (México). EFE

José Antonio Meade (i), candidato a la presidencia de la República por el partido partido de la Revolucionario Institucional, acompañado por su esposa, Juana Cuevas (d), participan durante la firma de un pacto por la primera infancia hoy, martes 17 de abril de 2018, en Ciudad de México (México). EFE

EFE

Cuatro de los cinco candidatos a la Presidencia de México se comprometieron hoy a reducir de 60 % a 45 % la pobreza infantil, en un acto marcado por la ausencia del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, líder en los sondeos.

Más de 300 organizaciones sociales mexicanas impulsaron el Pacto por la Primera Infancia suscrito por los candidatos y que contiene 10 compromisos para que los 12 millones de niños menores de seis años que viven en México reciban una adecuada nutrición, seguridad, protección, aprendizaje y cuidado cariñoso.

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), más de 60 % de los niños en México son pobres, 13,6 % padecen desnutrición crónica, 65,4 % sufren violencia en casa y 24,3 % no asistieron a educación preescolar.

Por ello, los aspirantes que concurrirán a las elecciones presidenciales del 1 de julio acudieron hoy al Museo del Niño de Ciudad de México, donde firmaron el pacto para disminuir a 45 % la proporción de niños que viven en la pobreza en el sexenio gubernamental de 2018-2024.

También se comprometieron a reducir la desnutrición y la anemia infantiles, incrementar la lactancia en la primera hora de vida, aumentar la vacunación, erradicar la violencia infantil y reforzar la cobertura educativa y sanitaria a los niños discapacitados.

Aunque todos los candidatos fueron invitados al acto, López Obrador fue el único que no asistió, dado que debía protagonizar un acto electoral en el noroccidental estado de Sonora, lo que provocó abucheos del público que acudió al evento.

El derechista Ricardo Anaya, candidato de la coalición opositora Por México Al Frente, declaró durante su turno de palabra que el de la infancia es “uno de los temas que emocionan” y sostuvo que los primeros 1.000 días de un niño “son fundamentales y hacen la diferencia para el resto de su vida”.

Anaya, que tiene tres hijos, reivindicó la importancia del “amor, el afecto y la estimulación” que necesitan los infantes para su desarrollo y recordó que, como presidente del Partido Acción Nacional (PAN), instaló en las oficinas de la formación una área de lactancia y amplió la licencia de paternidad para los trabajadores del partido de cinco a 40 días.

“Cuando los recursos públicos son limitados, hay que invertirlos donde más rinden (...), y no hay nada que rinde más que lo que puede hacerse durante esos primeros mil días de infancia”, argumentó.

En la misma línea, José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, encabezada por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), declaró que los primeros años de vida “son decisivos para cualquier persona” y que “la mejor inversión pública” es en la primera infancia.

Meade, quien fue secretario de Desarrollo Social del actual gobierno, sostuvo que la próxima administración estará en condiciones de “abatir la pobreza extrema” en la primera infancia.

“Si queremos un país igualitario, que sea potencia, tenemos que empezar con la primera infancia porque lo que no se da en esta etapa cuesta mucho trabajo de recuperar más adelante”, expuso.

Por su parte, la candidata conservadora Margarita Zavala, aspirante independiente a la Presidencia, expresó su confianza en la sociedad civil y su deseo de que las instituciones mexicanas tengan el mismo “compromiso, entrega y vocación” que las organizaciones dedicadas a la infancia.

Zavala, quien como primera dama de México (2006-2012) presidió el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), situó como prioridad la lucha contra la violencia y los feminicidios que sufre el país para garantizar un correcto desarrollo de los menores.

“Sé que con el apoyo de los ciudadanos seré también una presidenta para los niños y niñas”, aseveró.

El también independiente Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, gobernador con licencia del norteño estado de Nuevo León, declaró que la situación de la infancia “es el problema más grave de México” y propuso cambiar “la estructura vieja, caduca y corrupta” del Gobierno federal para combatir la pobreza infantil.

Puso como ejemplo su experiencia personal al recordar que su madre tuvo 10 hijos y que no tenía dinero para alimentarlos, vestirlos ni llevarlos a la escuela pero, aun así, hoy uno de sus hijos es candidato a la Presidencia.

“Yo nací en la pobreza y la vencí. Los mexicanos somos poderosos cuando podemos”, concluyó.


Advertisement