Anuncio
Share

Congresista pide claridad sobre fabricante rusa de armas en Florida

Fotografía del representante por La Florida Ted Deutch. EFE/Archivo

Fotografía del representante por La Florida Ted Deutch. EFE/Archivo

EFE

El congresista por Florida Ted Deutch solicitó hoy al Gobierno federal información sobre el fabricante de armas Kalashnikov USA que permita esclarecer si esta empresa violó sanciones decretadas por el gobierno de EE.UU. después de la anexión rusa de Crimea en 2014.

El congresista pidió hoy al Departamento del Tesoro que le informe si ha iniciado una investigación para saber si hubo negocios ilícitos entre Kalashnikov USA y la sancionada Kalashnikov Concern JSC (Kalashnikov Rusia), en parte propiedad del Gobierno ruso.

Ello incluye, señaló Deutch en una carta enviada a la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC), cualquier conexión entre los ejecutivos, directores y empleados de RWC Group, empresa dueña de Kalashnikov USA.

“Esta historia está plagada de movimientos sospechosos y decisiones cuestionables”, aseguró Deutch en un comunicado.

Basado en denuncias hechas por la prensa y en un comunicado de la misma empresa, el congresista indica además que el Gobierno de Florida pudo haber aprobado incentivos fiscales por hasta 162.000 dólares a Kalashnikov USA, que se trasladó en 2015 al Estado del Sol.

En la solicitud de beneficios fiscales, la compañía, ubicada en Pompano Beach, a 40 millas al norte de Miami, señala que la idea es ensamblar sus armas con piezas y componentes importados de la fábrica de Kalashnikov de Rusia.

El congresista además señaló que basándose en reportes de prensa la Fiscalía del Sur de Florida abrió una investigación penal al respecto.

El demócrata dijo que aún es “más alarmante” la posible conexión de una empresa estadounidense y una firma rusa fabricante de armas y sometida a sanciones, teniendo en cuenta informes que señalan intentos de Rusia de financiar ilegalmente la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés).

El congresista pidió investigar si la compañía “está utilizando una red de empresas ficticias para ocultar su relación con la empresa rusa” e instó a una “investigación completa para determinar si violaron leyes federales para proteger las ganancias de Kalashnikov”.

Aseguró que en 2015, un año después de que se implementaron las sanciones internacionales, Kalashnikov USA enumeró sus partes y componentes como procedentes de Rusia en su solicitud de incentivos fiscales.

Según el congresista, en 2012 RWC Group LLC se convirtió en el único distribuidor de armas de fuego Kalashnikov Rusia en Estados Unidos con la intención de introducir anualmente 200.000 armas de asalto en el mercado.


Anuncio