Advertisement
Share

Ley de Tecnología Financiera fortalece control del lavado de dinero en México

Vista general del pleno de la H. Cámara de Diputados en Ciudad de México. EFE/Archivo

Vista general del pleno de la H. Cámara de Diputados en Ciudad de México. EFE/Archivo

EFE

La Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera en México establece un mayor control del lavado de dinero en servicios financieros mediante tecnologías, dijo hoy el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Bernardo González.

“Impides que se laven grandes volúmenes porque estás identificando al cliente, monitoreando operaciones, y en cuanto ves una inusualidad, las autoridades financieras la reportan a la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía)”, apuntó González en una reunión informativa con medios extranjeros.

El pasado marzo se promulgó la llamada Ley FinTech en México, que tiene por objeto reglamentar los servicios que prestan las entidades bancarias a través de medios tecnológicos, además de su organización, operación y funcionamiento.

Se trata de la primera regulación de este tipo en el mundo que contempla pagos electrónicos, financiamiento colectivo, activos virtuales (como el bitcóin) y asesoría financiera electrónica.

González, que asumió el cargo el pasado febrero, señaló que con esta reglamentación se pretende alentar la inclusión financiera en México, donde 13 % de la población (en zonas rurales) no tiene acceso físico a corresponsales bancarios o sucursales, y donde un porcentaje mayor está excluido del sistema bancario tradicional.

Explicó que, pese a que hasta el momento no se han detectado casos de lavado de dinero en México mediante este tipo de servicios, en el mundo desde 2010 se alertó de acciones de este tipo vía monederos electrónicos.

Por ello, la seguridad y el control en este tipo de transacciones mediante tecnología será primordial, incluso en aquellas cuentas con un monto relativamente menor.

México busca “equilibrar la prevención en lavado de dinero con la inclusión financiera”, dijo, y añadió que según el tipo de cuenta se pedirán mayores o menores datos, pero en todos los casos se eliminará el anonimato en este tipo de acciones.

Aunque no hay indicios en el país, recordó que hay “dudas razonables” porque se han dado muchos casos a nivel mundial de compra de armas, o pago en secuestros, en los que se usan activos virtuales que se mueven en la “deep web” o internet profunda.

La Ley FinTech dedica un capítulo a sanciones y delitos, y un ejemplo es el de la suplantación de identidad, que con esta normativa ya se considera un delito a nivel federal.

Al hablar del actual periodo electoral, González explicó que se vigilará si se usan estas monedas virtuales, por si se produce un “mal uso”.

Según la presentación ofrecida este miércoles, de las más de 2.000 empresas FinTech que hay en el mundo, México cuenta hoy con 238, de las cuales 76 están dedicadas al financiamiento colectivo o “crowdfunding”.

El 69 % de las firmas tienen menos de tres años, tienen 540.000 usuarios activos, 400 empleados, activos por alrededor de 400 millones de pesos (21,9 millones de dólares) y ha realizado transacciones por más de 17.400 millones de pesos (unos 953 millones de dólares).


Advertisement