Anuncio
Share

El Gobierno de P.Rico se compromete a trabajar por los pacientes de autismo

El Gobierno de P.Rico se compromete a trabajar por los pacientes de autismo

El gobernador puertorriqueño, Ricardo Rosselló (c), y su esposa, Beatriz (d). EFE/Archivo

EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, se comprometió hoy a poner todos los medios del Ejecutivo para ayudar a quienes sufren autismo, un trastorno neurológico que según señaló afecta a 1 de cada sesenta y dos niños en la isla caribeña.

El jefe del Ejecutivo participó junto a la primera dama, Beatriz Rosselló, en la presentación de un trabajo artístico elaborado por presas de la cárcel de Bayamón de Puerto Rico colocado junto a La Fortaleza, sede del Gobierno en San Juan, para crear conciencia entre la población del problema que supone el autismo.

El trabajo artístico de la presas de la cárcel de Bayamón consiste en “chiringas” -coloquialmente cometas en Puerto Rico- de los colores rojo, azul, amarillo y verde que representan el autismo, las cuales fueron colocadas en la calle Fortaleza, junto a la entrada de la residencia del gobernador y sede del Gobierno, suspendidas entre dos edificios.

Rosselló dijo en conferencia de prensa que el Gobierno estará atento a las necesidades de los niños que sufren autismo, un trastorno neurológico que afecta a la capacidad para comunicarse y relacionarse con el resto de las personas.

Anuncio

Aunque no existe forma de prevenir el trastorno ni tratarlo, una intervención en el momento adecuado y una educación correcta puede ayudar a que quienes lo sufren lleven una vida más fácil.

“Nuestra Administración está comprometida con que esta población esté protegida y tenga las herramientas a su alcance para una mejor calidad de vida. De hecho, las personas con autismo tienen el potencial de ingresar a la fuerza laboral a pesar de las dificultades que tienen que enfrentar, dificultades que precisamente las hace ser más comprometidas en su trabajo”, indicó.

“Queremos que los niños tengan la oportunidad de desarrollarse”, subrayó Rosselló, para quien esta iniciativa servirá además para crear mayor conciencia entre la sociedad puertorriqueña de problema.

Rosselló sostuvo que si la sociedad conoce bien cuál es la situación de estas personas será más fácil que se cree un ambiente favorable para que sean integradas de una mejor manera.

Anuncio

“Hoy damos un nuevo significado a este proyecto que comenzó para conmemorar el Día Internacional de la Mujer durante el mes de marzo y reciclamos su impacto para fomentar la conciencia sobre el autismo en Puerto Rico”, resaltó durante su intervención la primera dama.

Recordó que la iniciativa lleva consigo el trabajo de más de una decena de mujeres reclusas, con lo que se da visibilidad a importantes sectores de la sociedad de Puerto Rico.

La primera dama dijo que las “chiringas” son un símbolo para representar las posibilidades de desarrollo entre la población con autismo en la isla, ya que, destacó, “no hay límites para ellos porque pueden elevarse como quieran”.

Junto a Rosselló y la primera dama participaron en el acto familiares y personas que sufren autismo, la directora interina de la Compañía de Turismo, Carla Campos, y el director ejecutivo de la Autoridad de Desperdicios Solidos (ADS), Antonio Ríos.

La primera dama subrayó que el proyecto, que sirvió como espacio para promover la rehabilitación entre los miembros de la población correccional de Puerto Rico, ha tenido repercusiones internacionales a nivel de turismo, ya que generó interés al convertirse en un punto destacado para que los turistas se tomaran fotos.

Las personas con autismo suelen sufren síntomas como problemas de sueño, alergias, problemas gastrointestinales y problemas de coordinación y convulsiones, entre otros.

Aproximadamente 1 de cada 62 niños en Puerto Rico nacen con autismo debido a problemas genéticos de sus padres, lo que supone que actualmente ceca de 15.000 personas sufran ese transtorno en la isla caribeña.


Anuncio