Anuncio
Share

Condiciones laborales reducen matriculación en universidades latinoamericanas

Condiciones laborales reducen matriculación en universidades latinoamericanas

El economista y profesor uruguayo Claudio Rama habla hoy, viernes 6 de abril de 2018, durante la VII Asamblea General Extraordinaria de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (Udual), celebrada en Ciudad de México (México). EFE

EFE

Los estudios superiores en América Latina están experimentando un frenado progresivo en la tasa de matriculación, algo que se explica por, entre otros factores, condiciones laborales desfavorables en términos de salario e impuestos, expuso hoy el economista y profesor Claudio Rama.

Durante la VII Asamblea General Extraordinaria de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (Udual), celebrada en Ciudad de México, atribuyó la ralentización de la cobertura académica a la tasa de retornos, es decir, el salario que se percibe una vez se termina la universidad es insuficiente para compensar el costo que se pagó por ello.

Latinoamérica en su totalidad experimenta una caída en el crecimiento de la matrícula en los últimos años, puesto que del 2000 al 2012 el incremento era del 6 % y de 2011 a 2016 el porcentaje disminuyó hasta situarse en un 3 %.

“Estamos en un proceso de cierto bloqueo a diferencia de otros continentes en los cuales el crecimiento ha subido”, aseguró el economista uruguayo.

Anuncio

El argumento es sencillo, “si los salarios no suben, la gente va a dejar de querer estudiar”.

Por si esto fuera poco, una capa extra se vierte sobre la problemática: aunque las universidades sean públicas, la frustración del alumnado una vez se gradúa es mayúscula, puesto que existe “un aumento de tasas de tributación de los profesionales”.

“La educación gratuita es mentira, es una educación gratuita de pago diferido y se paga en los impuestos a la renta de la sociedad, esto es lo que hace compleja la diferencia de los retornos”, aseveró Rama.

Por ello, llamó a “buscar mecanismos de financiación que sean contra las estructuras tributarias” y que permitan a un mayor número de personas acceder a una educación superior.

Anuncio

Otra herramienta que propuso el reputado economista es potenciar la educación virtual a distancia.

En América Latina se estima que para el año 2030 el 30 % de las matriculas serán en estudios a distancia.

Cabe destacar que dicha cifra ya está casi alcanzada a día de hoy por Estados Unidos, con un 29 % de matriculaciones en educación virtual, algo que evidencia cierto rezago en la región.

En cuanto a la perspectiva del sector público, consideró que “no es posible proyectar un crecimiento de los recursos de la sociedad latinoamericana a futuro” en materia de educación.

“El ciclo expansivo terminó definitivamente y nos colocó en un punto muy lejano en términos de la educación y valor de conocimiento”, lamentó.

Esto presenta otros efectos colaterales como es haber perdido la oportunidad de “inserción en el nuevo escenario tecnológico de crecimiento”.

El uruguayo concluyó afirmando que la región no podrá entrar en el nuevo modelo de valor en el que prima el conocimiento si persiste esta ralentización en la cobertura universitaria.


Anuncio