Anuncio
Share

Congresistas piden a universidades de Texas cancelar convenios con China

Congresistas piden a universidades de Texas cancelar convenios con China

El presidente del Comité de Seguridad Nacional, el republicano por Texas Michael McCaul, ofrece una rueda de prensa. EFE/Archivo

EFE

Dos representantes texanos en el Congreso en Washington reclamaron hoy a las universidades de Texas cancelar todos sus acuerdos con cualquier organización académica apoyada por el gobierno chino, para proteger la seguridad nacional y la fuga de información.

El representante por el distrito de Austin, el republicano Michael McCaul, y el congresista por Laredo, el demócrata Henry Cuellar, consideran que “estas organizaciones son una amenaza al servir como plataforma para la recopilación de inteligencia y expandir la agenda política de China en los campus estadounidenses”.

Por ello, instaron a la Universidad Texas A & M, la Universidad de Texas en Dallas, la Universidad de Texas en San Antonio y la Texas Southern University a cancelar sus proyectos y convenios, en especial, con el Instituto Confucio.

Esa institución sin fines de lucro, cuyo objetivo es promover la lengua y la cultura chinas, tiene un centenar de oficinas en los Estados Unidos desde hace 14 años, y según un diario local, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) siempre ha mantenido un intenso escrutinio sobre su actividad.

Anuncio

Los críticos del país asiático sostienen que dichos centros “son armas de propaganda del Partido Comunista Chino”, distorsionan la historia china y tratan de reprimir la disidencia.

“Tenemos la responsabilidad de defender nuestros valores estadounidenses de libre expresión y de hacer lo que sea necesario para contrarrestar cualquier comportamiento que represente una amenaza para nuestra democracia”, explicaron los congresistas en una declaración conjunta.

Esta inusual petición se produce en un momento de tensión entre ambas potencias con la imposición de aranceles comerciales a numerosos productos tanto en el caso de Estados Unidos como de China.

Por el momento, las universidades texanas no han tomado ninguna decisión inmediata sobre esta recomendación, pero aseguran que iniciarán su propia investigación para evaluar las preocupaciones de los políticos.

Anuncio


Anuncio