Anuncio
Share

Unos 103 acuíferos se encuentran sobreexplotados en México, alertan expertos

Vista general de una de las represas en el Valle de Ensenada (México), cuyas aguas han sido azotadas por una fuerte sequía. EFE/Archivo

Vista general de una de las represas en el Valle de Ensenada (México), cuyas aguas han sido azotadas por una fuerte sequía. EFE/Archivo

EFE

Unos 103 de los 653 acuíferos disponibles en México se encuentran sobreexplotados, lo que supone casi un 16 %, alertaron hoy expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El secretario de vinculación del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Luis Francisco Sañudo, indicó que el agotamiento acelerado del líquido se debe a una ineficiencia en las prácticas de irrigación agrícola, al desarrollo industrial y a los malos hábitos de consumo.

En México, según el experto, se pierde del 30 al 50 % del agua que abastece el país a causa de fugas en la red hidráulica y en los domicilios.

A su vez, el ingeniero Emilio Rosenblueth apuntó que, en materia de agua residual, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) tan solo 827 de los 2.457 municipios y delegaciones del país cuentan con servicio de tratamiento de aguas residuales municipales.

En relación a esto, la doctora en ingeniería ambiental María Teresa Orta subrayó la necesidad de tener “métodos eficientes de tratamiento de aguas residuales para tener más líquido disponible”.

El problema del agua no solo afecta a México, sino que ya es un escollo a sortear a nivel mundial que viene de la mano del incremento poblacional en las urbes de los países desarrollados, tendencia que se estima que vaya en alza en los próximos 20 años.

Así lo afirmó María Luisa Torregrosa, coordinadora de la Red del Agua de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), quien acotó que la mitad de la población mundial vive en ciudades, y dentro de dos décadas lo hará casi el 60 por ciento, 5.000 millones de personas.

También consideró que el problema del agua requiere trabajos interdisciplinarios que, además de los científicos y técnicos, consideren aspectos sociales, económicos y culturales.

De acuerdo con la experta, la actividad pertinaz del cambio climático y el aumento de la temperatura global impactará también en la falta de agua, lo que también incrementará la cifra de escasez, que actualmente se sitúa en un 40 % de la población a nivel mundial.

“Aunque 2.100 millones de personas han conseguido acceso a mejores condiciones de agua y saneamiento desde 1990, la decreciente disponibilidad del recurso potable es un problema que aqueja a todos los continentes”, concluyó.


Anuncio