Advertisement
Share

Dos puertorriqueños demandan a la ciudad de Chicago por brutalidad policial

Policías de chicago Chicago detienen a una persona. EFE/Archivo

Policías de chicago Chicago detienen a una persona. EFE/Archivo

EFE

Dos puertorriqueños exonerados después de 23 y 27 años de condenas por crímenes que no cometieron presentaron hoy sendas demandas de compensación por brutalidad policial en Chicago, que involucran al exdetective Reynaldo Guevara.

Las demandas contra la ciudad de Chicago, su Departamento de Policía, Guevara, así como otros policías y el exfiscal asistente del condado de Cook Frank DiFranco, fueron presentadas en la corte federal del Distrito Norte de Illinois por abogados de Roberto Almodóvar Jr. y José Juan Maysonet Jr., residentes del barrio Humboldt Park, en el noroeste de la ciudad.

Almodóvar quedó en libertad en abril del año pasado, después de que un juez anulase su condena de 1994 por dos homicidios y dos intentos de homicidio, por los que estuvo encarcelado durante 23 años.

En la demanda, Almodóvar acusa de conspiración a Guevara, a otros policías y a exfiscales, quienes lo sometieron a malos tratos para obligarlo a confesar los crímenes que no cometió, y exige una compensación no revelada por los “daños incalculables” sufridos.

Maysonet, por su parte, quedó libre en noviembre después de pasar 27 años en prisión por la muerte de dos hermanos en 1990, que confesó bajo apremios de Guevara y de otros integrantes del Departamento de Policía de Chicago, quienes además habrían presionado a testigos.

Maysonet, que afirma en los documentos presentados en la corte, que Guevara lo golpeó con una linterna y un directorio telefónico para obligarlo a confesar su participación en un tiroteo entre pandilleros, también quiere ser compensado por la Alcaldía.

Las demandas señalan que en los últimos años las cortes anularon las condenas de 14 personas en Chicago, al comprobarse abusos cometidos por Guevara para incriminarlas.

El exdetective, que se retiró después de trabajar 30 años en casos relacionados con pandillas de Humboldt Park, un vecindario de mayoría puertorriqueña, ha sido acusado además de mentir bajo juramento las veces que declaró ante la justicia.

La Alcaldía de Chicago contrató al exfiscal general Scott Lassar para analizar 70 casos manejados por Guevara y el año pasado recibió un informe que señalaba que “una cantidad considerable” de condenas fueron logradas con testimonios falsos.

Jan Susler, de People’s Law Office, que representa casos de condenas injustas, declaró a Efe que Guevara ha sido uno de los policías “más brutales y corruptos” de la historia de Chicago.

La abogada patrocina al mexicano Gabriel Solache, otra víctima de Guevara que fue exonerada después de pasar casi 20 años en prisiones de Illinois por un doble crimen que no cometió, y demandó al exuniformado y al Departamento de Policía de Chicago por la violación de sus derechos civiles.


Advertisement