Anuncio

Muere un militar estadounidense en ataque a coalición en Siria

Uno de los dos militares de la coalición internacional muertos en un ataque con un artefacto explosivo improvisado este jueves en la ciudad siria de Manbech (noroeste) es estadounidense, confirmó hoy el Pentágono. EFE/Archivo

Uno de los dos militares de la coalición internacional muertos en un ataque con un artefacto explosivo improvisado este jueves en la ciudad siria de Manbech (noroeste) es estadounidense, confirmó hoy el Pentágono. EFE/Archivo

EFE

Uno de los dos militares de la coalición internacional muertos en un ataque con un artefacto explosivo improvisado este jueves en la ciudad siria de Manbech (noroeste) es estadounidense, confirmó hoy el Pentágono.

El portavoz del Pentágono, que pidió el anonimato, no ofreció más detalles al respecto y la nacionalidad del otro muerto en el ataque de Manbech.

El incidente se produjo el jueves, alrededor de las 21.00 hora GMT, según un comunicado de la coalición liderada por EEUU, y en él también resultaron heridos otros cinco militares.

EE.UU. mantiene cerca de 2.000 tropas dentro de Siria, la mayoría de ellas trabajando con grupos locales que enfrentan al Estado Islámico (EI).

El suceso se produce justo después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijeran el jueves que las Fuerzas Armadas estadounidenses, que lideran en Siria la coalición internacional que combate al terrorismo yihadista en la región, abandonarán el país “muy pronto” y apuntó que ha llegado el momento de que “otros” se encarguen del asunto.

Las declaraciones de Trump contrastan con lo expresado por el Pentágono, que ha reconocido que la lucha contra los terroristas en Siria se ha visto ralentizada debido al abandono de numerosos de combatientes kurdos que formaban parte de la coalición, que en las últimas semanas se habían desplazado al norte del país.

El Ejército estadounidense lidera en la región una coalición internacional formada por más de 60 países que combaten el terrorismo islamista, principal objetivo de la operación ‘Inherent Resolve’ (‘Apoyo Decidido’), lanzada a mediados de 2014 y que cuenta con la aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.


Anuncio