Anuncio

Gobernador P.Rico convierte en ley reforma del sistema público de educación

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló. EFE/Archivo

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló. EFE/Archivo

EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, convirtió hoy en ley, con su firma, la reforma del sistema público de educación, algunos de cuyos aspectos como la creación de escuelas chárter o los vales educativos han levantado ampollas en algunos sectores de la isla que ven en ello una forma de privatización.

El acto de la firma, en el que estuvo presente entre otros la secretaria de Educación, Julia Keleher, Rosselló destacó la importancia que en su opinión tiene la misma tanto para la educación en la isla como para su gobierno.

“Tiene como objetivo poner a nuestros estudiantes primero, brindándole mejores oportunidades educativas y mejorando la calidad de nuestras escuelas”, dijo.

Esta reforma representa una “nueva era en la transformación del desarrollo educativo de nuestra niñez y juventud”, manifestó, a la vez que advirtió de que con ella se van a “maximizar los recursos, enfocar el presupuesto en el estudiante y permitir la participación de la comunidad y de las entidades sin fines de lucro en el desarrollo de las escuelas”.

El gobernador también opinó que la ley se centra en ofrecer al alumnado “los recursos necesarios para tener la oportunidad de desarrollar al máximo sus capacidades”.

En ese sentido, indicó que permitirá avanzar ya que “no podemos quedarnos anquilosados en modelos de educación del pasado”.

Entre sus bondades subrayó que con esta nueva ley el 70% del presupuesto de 2.500 millones de dólares del Departamento de Estado (DE), se garantiza que vaya a parar a los estudiantes.

A su vez, se refirió a la secretaria de Educación, que ha estado en el ojo del huracán desde el anuncio el mes de pasado de la reforma, de la que Rosselló dijo que se trataba de una persona con compromiso y pasión para hacer cambios en el sector educativo y una “gran profesional”.

En el acto de la firma, Rosselló volvió a negar que las escuelas chárter supongan la privatización del sistema tal y como alegan muchos de los que se oponen a la medida.

Las escuelas tipo chárter son aquellas que son propiedad de organizaciones privadas pero que funcionan con fondos públicos y de acuerdo el diez por ciento de las escuelas públicas pueden aspirar a serlo.

En este sentido, Keleher reveló que no hay una listado de aquellas que podrían serlo pero que se empezará por aquellas con bajo rendimiento académico.

Además Rosselló apuntó que el cierre de escuelas es independiente de la reforma, y que la misma se debe, entre otras razones, al descenso de población estudiantil.

Por otro lado, alegó que este cambio educacional aprobado hoy protege los “derechos adquiridos” de los maestros.

A su vez, Keleher insistió en que esta ley está enfocada en proporcionar a los alumnos “mejores oportunidades”.

La secretaria también se refirió a los vales educativos de los que dijo que estarán disponibles para el tres por ciento del alumnado en el año académico 2019-2020, y que sirven para recibir educación en centros privados.

Las reacciones no se han hecho esperar y así, el presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, catalogó de “nefasta” la aprobación de la ley que, dijo, “dará paso a la privatización del sistema de educación público” de la isla.

“Este es el primer paso a convertir la educación en un negocio que privará de oportunidades a los que menos recursos económicos tienen”, dijo, en un comunicado.

“Todos sabemos que esto se convertirá en un negocio privado, y el fin primordial será el lucro. Nuestro partido mantendrá un compromiso firme de que cada estudiante tenga una educación de excelencia, por lo que ante esta nueva realidad velaremos por que estos derechos se cumplan”, agregó.

A su vez, advirtió que defenderán el empleo y los derechos de los maestros.

“Una vez más, el gobernador Rosselló, cuando no sabe administrar un bien público, su solución es la privatización. Hoy vemos como en lugar de reformar y trabajar con el sistema actual, opta por convertirlo en un negocio, sin medir las consecuencias de quienes pueden quedar rezagados ante este nuevo modelo”, asintió.

Ferrer opinó que hoy “los grandes perdedores son los estudiantes y los maestros a quienes se les quitan derechos. Hoy el gran perdedor es el país que perdió su sistema educativo que con tanto sacrificio logró levantar”.

Por último, la Federación de Maestros advirtió que junto a los padres, madres y estudiantes “derrotaremos con la lucha en la calle y las escuelas la falsa reforma firmada hoy por el gobernador”.

“Que sepa el gobernador que las comunidades escolares vamos para adelante. Esta lucha apenas inicia y no tendrá fin hasta que se revoque la ley más nefasta aprobada relacionada a educación. Por la niñez y el magisterio vamos a vencer”, declaró la federación.


Anuncio