Anuncio

La CIDH insta a Nicaragua a que trabaje para disminuir la violencia de género

La integrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Margarette May Macaulay. EFE/Archivo

La integrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Margarette May Macaulay. EFE/Archivo

EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó hoy al Gobierno de Nicaragua a que reconozca la gravedad y extensión de la violencia de género en su país y a que trabaje para disminuirla.

“El Estado nicaragüense debe reconocer la gravedad y extensión de la violencia de género y comprometerse seriamente a abordar de forma inmediata estas violaciones a los derechos fundamentales de las mujeres, niñas y adolescentes en el país” señaló Margarette May Macaulay, presidenta de la CIDH y Relatora sobre los Derechos de las Mujeres.

La comisión destacó en un comunicado un caso de asesinato del pasado 20 de febrero, fecha en la que una niña de 12 años fue encontrada asesinada a machetazos y con signos de haber sufrido una violación en la localidad de los Llanos (Nicaragua).

Este crimen, según la CIDH, se produjo en un contexto marcado por preocupantes informes sobre asesinatos por motivos de género contra mujeres, niñas y adolescentes en Nicaragua, así como por la falta de estadísticas precisas y fiables sobre estos hechos, y los errores en la prevención, investigación y sanción de estos crímenes.

La comisión recordó que ante el asesinato de una mujer, niña o adolescente, las autoridades locales “tienen la obligación de investigar de oficio las posibles connotaciones discriminatorias del delito”.

Por otro lado, en el país nicaragüense, “muchas niñas y adolescentes” afrontan embarazos no deseados como consecuencia de actos de violencia sexual, según la nota de la CIDH.

“Estos embarazos son la consecuencia directa e inaceptable de un crimen, e impactan de forma severa en la vida, integridad y desarrollo personal de las víctimas. El Estado debe reconocerlo de esta manera”, apuntó Esmeralda Arosemena, relatora sobre los Derechos de la Niñez de la CIDH.

Frente a los casos de violencia sexual, los estados deben adoptar protocolos de investigación que eviten que las víctimas vuelvan a sufrirla, así como facilitar el acceso a servicios integrales de apoyo y atención médica adaptada, incluida la interrupción “legal, oportuna y segura” de los embarazos resultantes de violencia sexual, sostuvo la CIDH.

Por último, la CIDH reiteró que los gobiernos “deben producir estadísticas integrales y debidamente desagregadas sobre las causas, consecuencias, frecuencia y respuesta estatal” frente a estos actos de violencia de género.


Anuncio