Anuncio

Tras alcanzar acuerdo comercial, Trump invita a Seúl a centrarse en seguridad

El presidente estadounidense, Donald J. Trump. EFE/Archivo

El presidente estadounidense, Donald J. Trump. EFE/Archivo

EFE

El presidente, Donald Trump, abogó hoy porque su país y Corea del Sur “se centren” en asuntos de seguridad ahora que ya han alcanzado un “principio de acuerdo” en materia de comercio, el cual eximiría a Seúl del pago de aranceles sobre el acero, según informó este martes Gobierno.

"¡El Departamento de Comercio Exterior acaba de anunciar un principio de acuerdo con Corea del Sur en el (acuerdo de libre comercio) KORUS! Un gran acuerdo para los trabajadores estadounidenses y coreanos. Vamos ahora a centrarnos en nuestra importante relación en temas de seguridad”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Según han informado las autoridades, en base al acuerdo alcanzado, Corea del Sur podrá liberar del arancel del 25 % que Trump ha impuesto a las importaciones de acero a su país a un volumen equivalente al 70 % de la media anual de exportaciones de acero de Seúl a Estados Unidos entre 2015 y 2017.

Sin embargo, Washington mantendrá su barrera del 10 % sobre las importaciones de aluminio surcoreano.

La semana pasada, el Gobierno de Trump anunció que eximiría de sus barreras arancelarias sobre el acero y el aluminio a la Unión Europea (UE), Australia, Argentina, Brasil, Canadá, México y Corea del Sur mientras se negociaba de forma bilateral con cada uno de ellos.

El acuerdo con Corea del Sur entrará en vigor el próximo 1 de mayo, informó hoy el Departamento de Comercio Exterior.

Las negociaciones con Seúl, en cualquier caso, estuvieron marcadas por la grave crisis que atraviesan las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte debido al programa nuclear que está desarrollando el gobierno de Kim Jong-un.

Tras meses de fuertes tensiones entre Pyongyang y Washington, en los que ambos líderes llegaron a insultarse directamente, el encuentro entre representantes de las dos coreas durante los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang abrió una vía al diálogo entre todas las partes implicadas.

De hecho, fue una delegación de Seúl la que transmitió a Trump el pasado 8 de marzo la disposición de Kim Jong-un de celebrar una cumbre en la que discutir sobre la posible desnuclearización de la Península de Corea.


Anuncio