Anuncio

La Autoridad de Energía Eléctrica de P.Rico se defiende y se pone en su sitio

Fotografía que muestra la fachada de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, en San Juan. EFE/Archivo

Fotografía que muestra la fachada de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, en San Juan. EFE/Archivo

EFE

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de Puerto Rico consideró hoy que el proceso de restauración del servicio de electricidad en la isla se politiza continuamente, advirtió que tomará acción inmediata ante cualquier evidencia de corrupción o de falta de ética y recordó que sus empleados han trabajado “incansablemente” bajo unas condiciones “desafiantes” y ante la “crítica constante”.

Así lo reflejó hoy en un comunicado el presidente de la Junta de Gobierno de la AEE, Ernesto Sgroi Hernández, en respuesta al contenido de una carta que el 12 de marzo la AEE recibió de los congresistas Rob Bishop (R-Utah), Doug LaMalfa (R-California) y Bruce Westerman (R-Arkansas) en representación de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal.

En la misma, explicó, hicieron varias preguntas sobre cómo la AEE manejó el proceso de restauración del sistema eléctrico en Puerto Rico tras el paso del huracán María.

Para el directivo de la AEE en su misiva los congresistas Bishop, LaMalfa y Westerman, “continúan un desafortunado patrón que intenta desacreditar a la AEE, al prestar atención a información infundada que se publica en la prensa local” relacionada a la energización del Centro Médico de Río Piedras y el aeropuerto de San Juan, y de la que, dijo, “no se ha producido evidencia”.

Estas instalaciones se electrificaron el 24 y el 27 de septiembre de 2017, respectivamente, subrayó.

La AEE investiga, remarcó, toda querella que recibe oficialmente sobre alegados actos indebidos o de mala administración que puedan cometer sus empleados o contratistas y ha tomado acción afirmativa ante cualquier información preocupante que recibe.

Para facilitar las investigaciones, en algunos casos se determinó que los empleados bajo sospecha entrarían en un período de vacaciones sin paga durante el término de la investigación.

Además Sgroi explicó que cuando se recibió evidencia de acciones indebidas, la AEE tomó medidas disciplinarias y, en algunos casos, las denuncias se refirieron a las autoridades con jurisdicción para una investigación más detallada y eventual enjuiciamiento.

La carta del 12 de marzo también “confunde” los hechos relacionados a la falta de provisiones o materiales, causada principalmente por el impacto de la temporada de huracanes en Estados Unidos y la complejidad de transportar dichos materiales a Puerto Rico, manifestó.

En la carta “se saca de proporción” las alegaciones relacionadas sobre la supuesta intención de la AEE de esconder materiales, “sin mencionar que la corporación pública y el Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos (USACE, en inglés) mantienen una relación de trabajo productiva y que el USACE conocía de antemano de la existencia y la disponibilidad de estos materiales”.

En la misma, concluyó, “tampoco se menciona” que el Departamento de Justicia de Puerto Rico investigó las alegaciones y concluyó que la AEE no incumplió con ley alguna en relación al almacenaje y distribución de materiales del Almacén 5 de Palo Seco.

Por otro lado, indicó que “tras el impacto del huracán María la AEE confrontó una combinación de circunstancias sin precedentes, tales como el colapso total de su red eléctrica y de su sistema de comunicaciones, su realidad geográfica aislada y un proceso de bancarrota”.

Reivindicó, además, que la Autoridad y sus empleados han trabajado incansablemente para restablecer el servicio eléctrico bajo unas condiciones desafiantes y ante la crítica constante.

“Tomaremos acción inmediata ante cualquier evidencia de corrupción o de falta a la ética que directa o indirectamente involucre a la corporación pública, siempre tomando en consideración que ninguna investigación seria puede fundamentarse solo en reportajes periodísticos que no estén basados en evidencia que se pueda corroborar”, aseveró.

“La Junta de Gobierno de la AEE (JG) asume con mucha seriedad su obligación de supervisar las operaciones de la corporación pública y ha atendido de forma diligente todas las alegaciones de mala administración y supuesta corrupción que se le han imputado a los empleados de la AEE y de las cuales han tenido conocimiento”, indicó.

La JG, recalcó, tiene “toda la intención de cooperar con el Comité federal, y responderá a cualquier requerimiento de información que se le haga”.

Aun cuando la AEE coopera con el Comité, al proveer la información que este le requiere, la JG “tiene la preocupación de que el proceso de restauración del servicio de electricidad se politiza continuamente”.

Desde septiembre de 2017, la corporación pública ha enfrentado “retos extraordinarios” para mantener sus operaciones con recursos financieros limitados y ante el colapso total de su sistema de transmisión y distribución.

Por último, dijo que a pesar de las “incesantes críticas del público”, los empleados de la AEE “han trabajado y continúan laborando a diario incansablemente para lograr la restauración del servicio eléctrico, aun ante estas circunstancias tan difíciles”.


Anuncio