Anuncio

Infartos y embolias se dan menos entre inmigrantes, según informe

El infarto, otras enfermedades coronarias y las embolias tienen menor incidencia en los extranjeros radicados en este país que en los nacidos en los Estados Unidos, revela un estudio publicado hoy. EFE/Archivo

El infarto, otras enfermedades coronarias y las embolias tienen menor incidencia en los extranjeros radicados en este país que en los nacidos en los Estados Unidos, revela un estudio publicado hoy. EFE/Archivo

EFE

El infarto, otras enfermedades coronarias y las embolias tienen menor incidencia en los extranjeros radicados en este país que en los nacidos en los Estados Unidos, revela un estudio.

La investigación realizada por la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) y publicada hoy en la revista científica de esta organización encontró que un 5,5 % de los inmigrantes adultos que viven en los Estados Unidos sufren enfermedades coronarias.

El porcentaje de estadounidenses residentes en el país que presentan estas afecciones es del 8,2 %.

En un comentario al informe, Eduardo Sánchez, jefe médico para Prevención de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA), resaltó que el porcentaje de la población que ha sufrido un infarto es de 2,7 % para las los hombres y las mujeres estadounidenses y de 2,1 % para los hombres y mujeres nacidos en el exterior.

Según señaló Jing Fang, epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y autora líder del reporte, “el número de años que las personas han vivido en los Estados Unidos no se relaciona con el riesgo de enfermedades coronarias del corazón o embolias”.

En su estudio, los investigadores de CDC atribuyeron la incidencia menor de estos problemas en los inmigrantes, a lo que denominaron “efecto de una inmigración saludable”.

Así, los analistas consideran que aquellos que deciden migrar a otros países “generalmente son más saludables que los demás ya sea debido a auto selección o por barreras legales o físicas”.

Utilizando datos de la Encuesta de la Entrevista Nacional de Salud de 2006 a 2014, el estudio analizó información de cerca de 259.000 personas, de las cuales un 16,4 % eran extranjeras.

La mitad de los inmigrantes (50,1 %) provenía de México Centroamérica o el Caribe, 17,3 % venía de Asia, 16,2 % de Europa y 6,5 % de Suramérica.

No obstante, el análisis resaltó que entre los inmigrantes también existen diferencias según su origen. Así, las personas provenientes de Suramérica tienen un 1,1 % de prevalencia de embolia comparado con el 2,3 % de los nacidos en México.

Para Fang, las conclusiones del estudio permiten enfocar de mejor manera los programas de prevención y educación para cada uno de estos grupos.

Cerca de 610.000 personas mueren cada año en los Estados Unidos por problemas cardíacos, lo que equivale a un 23,5 % del total de las muertes en el país, según datos de CDC.


Anuncio