Anuncio

México condena ataque en Reino Unido y se reserva respuesta diplomática

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray. EFE/Archivo

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray. EFE/Archivo

EFE

El Gobierno de México condenó hoy “categóricamente” el ataque con gas nervioso realizado el 4 de marzo en Reino Unido y anunció que “se reserva el derecho de ejercer acciones diplomáticas” en caso de que se compruebe el involucramiento de algún Estado.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) indicó hoy en un boletín que el Gobierno condena el ataque contra el espía doble Serguéi Skripal y su hija Yulia, como resultado del cual “decenas de personas fueron hospitalizadas y un número mayor de personas fueron afectadas por exposición a la sustancia tóxica”.

“El Gobierno del Reino Unido atribuye dicho ataque al Gobierno de Rusia”, señaló la SRE, y expresó la preocupación de México por la utilización de armas químicas, en violación de la Convención sobre las Armas Químicas y del derecho internacional.

Advirtió que el Gobierno de México dará seguimiento puntual a las investigaciones conducentes y, “en caso de comprobarse el involucramiento o intervención de algún Estado en territorio de otro, se reserva el derecho de ejercer las acciones diplomáticas que estime conveniente”.

Entre esas posibles acciones mencionó la declaración de persona non grata respecto de diplomáticos del Estado involucrado, en términos de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

“México reitera su convicción de que la prohibición completa y eficaz de armas químicas y su destrucción es un paso necesario para la realización de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, especialmente el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales”, acotó.

Este lunes, la primera ministra británica, Theresa May, agradeció el “esfuerzo colectivo” de 18 países que han expulsado a cerca de cien diplomáticos rusos, a los que calificó de “agentes de inteligencia”, en respuesta al ataque a Skripal en suelo británico.

“Se trata de la mayor expulsión colectiva de agentes de inteligencia rusos en la historia”, dijo May durante una comparecencia en la Cámara de los Comunes.

Londres considera al Kremlin responsable del ataque con un agente nervioso de uso militar que el pasado día 4 en Salisbury (Inglaterra) dejó a Skripal y a su hija Yulia en estado crítico.


Anuncio