Anuncio

Alcalde en P.Rico afirma hay 40.000 afectadas por cierre centro emergencias

El alcalde de Coamo, en el sur de Puerto Rico, Juan Carlos García, criticó hoy al Departamento de Seguridad Pública y el negociado del Cuerpo de Emergencias Médicas Estatal por el "cierre de la estación que brindaba servicios a esta ciudad y municipios cercanos" y dijo que ello afecta a unas 40.000 personas. EFE/Archivo

El alcalde de Coamo, en el sur de Puerto Rico, Juan Carlos García, criticó hoy al Departamento de Seguridad Pública y el negociado del Cuerpo de Emergencias Médicas Estatal por el “cierre de la estación que brindaba servicios a esta ciudad y municipios cercanos” y dijo que ello afecta a unas 40.000 personas. EFE/Archivo

EFE

El alcalde de Coamo, en el sur de Puerto Rico, Juan Carlos García, criticó hoy al Departamento de Seguridad Pública y el negociado del Cuerpo de Emergencias Médicas Estatal por el “cierre de la estación que brindaba servicios a esta ciudad y municipios cercanos” y dijo que ello afecta a unas 40.000 personas.

Así lo aseguró en un comunicado en el que mencionó que la decisión “pone en riesgo a miles de familias que hoy dependen de una ambulancia de Ponce para responder a sus emergencias con el retraso que eso supone”.

“Sin avisar o comunicar a las autoridades locales y en total menosprecio a la vida de miles de personas de Coamo y municipios limítrofes, cierran esta estación en nuestra ciudad que es neurálgica y que su funcionamiento garantizaba la rapidez de respuesta necesaria para salvar vidas. Esta decisión deja vulnerable a más de 40.000 habitantes de Coamo y sin respaldo en emergencias médicas, accidentes u otros incidentes a varios miles de personas de municipios cercanos”, dijo el alcalde.

Por otro lado, indicó que la agencia, que forma parte de la sombrilla de seguridad que dirige Héctor Pesquera, ha visto “una escalofriante reducción de personal, agravando así todo el panorama de seguridad del área”.

“Tenemos casos en Coamo en que las ambulancias llegan muy tarde. Muchas veces a más de 40 minutos de la llamada al sistema de emergencias 911. El cierre de estaciones, la falta de personal en las que todavía brindan servicio y la distancia de su ubicación, son tres condiciones terribles que unidas cobran vidas”, dijo.

A su vez, indicó que el excomisionado de emergencias médicas Guillermo Torruellas, antes de renunciar a su posición la pasada semana “admitió que no hay dinero en la agencia para llenar las plazas vacías y que no se vislumbra en presupuestos venideros la contratación de personal nuevo. Esta es una administración con prioridades invertidas. Millones en contratos a amigos en áreas en las que no tienen servicio directo a la ciudadanía, mientras tanto en asuntos importantes como este, no hay dinero para empleados”, concluyó García.


Anuncio