Anuncio

Buques escuela de siete países tendrán intercambio durante una regata de 157 días

Tripulación del buque escuela Juan Sebastián de Elcano hoy, lunes 26 de marzo de 2018, en el puerto de la ciudad de Río de Janeiro (Brasil). EFE

Tripulación del buque escuela Juan Sebastián de Elcano hoy, lunes 26 de marzo de 2018, en el puerto de la ciudad de Río de Janeiro (Brasil). EFE

EFE

Los alumnos del bergantín-goleta español Juan Sebastián de Elcano tendrán intercambios con los de los buques escuela de otros seis países durante gran parte de una regata de 157 días por Latinoamérica, dijo hoy a Efe el comandante del velero de la Armada de España, capitán de navío Ignacio Paz García.

La regata “Velas Latinoamérica 2018", en su segunda edición tras una menor y menos ambiciosa realizada hace ocho años, comenzó esta semana por la ciudad brasileña de Río de Janeiro, a donde ayer aportaron los buques escuela de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, España, México y Venezuela.

Los siete veleros levantarán anclas el próximo domingo para dar inicio a un recorrido de 12.000 millas náuticas (unos 19.312 kilómetros) que pasará por diferentes puertos de Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Panamá, Colombia, Venezuela, Curazao y México.

La regata concluirá el 2 de septiembre próximo en el puerto mexicano de Veracruz, pero el Juan Sebastián Elcano tan sólo la acompañará hasta el puerto peruano de Callao, en donde el 22 de junio proseguirá de forma individual su nonagésimo Crucero de Instrucción, que lo llevará hasta Charleston (Estados Unidos) antes de regresar a España el 16 de julio.

“Tenemos la suerte de que, de los seis meses de nuestro crucero, pasaremos tres meses junto a otros buques escuela. Eso supone una experiencia maravillosa, de compartir, convivir y de aprender de otras marinas”, dijo a Efe el comandante del Juan Sebastián Elcano.

“Aprenderemos cómo ellos hacen la labor de la formación de sus guardiamarinas, cómo navegan y cómo navegan a vela. Aprendemos, convivimos y estrechamos lazos”, agregó.

Paz García afirmó que el intercambio entre los navíos escuela es continuo, que los oficiales de los siete buques participan en desayunos de trabajo y que los guardiamarinas españoles ya hicieron este lunes una visita al colombiano Gloria en donde recibieron conferencias y conocieron cómo trabajan sus homólogos de Colombia.

“En dos días haremos un intercambio con los del navío escuela mexicano y en los otros puertos con los de los demás países. También intentaremos hacer intercambios en la mar de forma que guardiamarinas de otros países puedan estar uno o dos días en nuestro navío y enviar los nuestros a los otros”, agregó.

Para el embajador de España en Brasil, Fernando Villalonga, que hoy recibió Elcano en Río, España, como único país no latinoamericano participando en la regata, demuestra que reforzar los lazos con la región es una de sus prioridades.

“Ya es una tradición la presencia el buque insignia de la Armada española en América Latina. Esta es, por ejemplo, la vez número 29 en que aporta en Río de Janeiro”, dijo el diplomático.

Además de Elcano, en la regata participan el Cisne Branco brasileño, la fragata argentina Libertad, el bergantín colombiano Gloria, el bergantín-goleta chileno Esmeralda, el bergantín mexicano Cuauhtémoc y el bergantín venezolano Simón Bolívar.

Los veleros, que la víspera hicieron un desfile naval frente a las playas más famosas de Río, permanecerán en la ciudad y abiertos para visitas hasta el domingo, cuando pondrán proa hacia Montevideo, primera escala de la regata.

En su crucero de instrucción de este año, dirigido a la promoción 420 de guardiamarinas y a la promoción 150 de infantes de Marina de la Armada española, Elcano navegará al lado de su hermano gemelo Esmeralda, el navío escuela de la Armada chilena.

Ambos fueron construidos en astilleros de Cádiz, encomendados por la Armada española y botados al mar en 1927, pero finalmente España se quedó tan sólo con Elcano y Chile adquirió el Esmeralda.

“Es una suerte navegar juntos. Son barcos gemelos. Para los que no son expertos, son iguales. Y es que casi lo son. No sólo en sus plataformas sino en la forma de vivir a bordo. Es una suerte verlos uno al lado del otro”, dijo el capitán de navío español.

El navío escuela, que lleva el nombre del marino español que concluyó la primera vuelta al mundo en 1522, completará en agosto próximo 90 años desde que es operado por la Armada española.

Río de Janeiro fue su primer puerto en Sudamérica y el tercero de su actual navío de instrucción, tras haber salido de Cádiz y aportado en Funchal (Portugal) y Las Palmas de Gran Canaria, con 235 tripulantes, incluyendo los 61 guardiamarinas y 21 oficiales.

Se trata además del primer viaje de Elcano a Brasil desde que en el 88 crucero de instrucción de 2016 murió el marinero Alberto Morales Mora en un hospital de la ciudad brasileña de Recife tras haber sido evacuado de urgencia cuando el buque escuela se dirigía a Salvador de Bahía.

Desde que fue botado al mar, el 5 de marzo de 1927, ha realizado 14.503 singladuras y ha navegado 1.745.000 millas, el equivalente a 87 vueltas al mundo, en cruceros en los que se han formado unos 20.000 oficiales de España.


Anuncio