Anuncio

Rechazan reducción de las pensiones en Puerto Rico

El expresidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, José Aponte, rechazó cualquier reducción en las pensiones de los jubilados del gobierno, insistiendo que existen alternativas reales de generar ingresos adicionales como aumentar a 10 por ciento el arbitrio cobrado a todas las corporaciones foráneas en Puerto Rico. EFE/Archivo

El expresidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, José Aponte, rechazó cualquier reducción en las pensiones de los jubilados del gobierno, insistiendo que existen alternativas reales de generar ingresos adicionales como aumentar a 10 por ciento el arbitrio cobrado a todas las corporaciones foráneas en Puerto Rico. EFE/Archivo

EFE

El expresidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, José Aponte, rechazó cualquier reducción en las pensiones de los jubilados del gobierno, insistiendo que existen alternativas reales de generar ingresos adicionales como aumentar a 10 por ciento el arbitrio cobrado a todas las corporaciones foráneas en Puerto Rico.

“Los empleados jubilados del gobierno tienen derecho a un retiro justo, en paz y continuo. No podemos permitir que una Junta de Supervisión Fiscal, un ente creado por la falta de poder político que tenemos, venga a colocarnos este tipo de medida impositiva la cual crearía un caos y forzaría a miles de puertorriqueños a la pobreza. Eso no lo vamos a permitir”, señaló el legislador afiliado al Partido Nuevo Progresista (PNP).

De esta manera el representante del PNP se unió al presidente de la Cámara, Carlos Méndez, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González Colón, así como al exgobernador Carlos Romero, entre otros, en el rechazo a cualquier acción de la Junta sobre las pensiones establecidas, señaló en un comunicado.

En este sentido, Aponte exhortó a la administración a evaluar alternativas de generación de ingresos que sustituyan reducciones en beneficios a trabajadores públicos, y que no resulte en mayor carga contributiva para los individuos.

“Los datos empíricos están ahí. La Ley 154-2010, una enmienda al Código de Rentas Internas para imponer un arbitrio temporero de cuatro por ciento sobre ciertas actividades de las corporaciones consideradas como foráneas con el fin de obtener mayores ingresos al erario, generó unos 1,882 millones de dólares al fisco en el 2012", agregó.

“Nosotros entendemos que se puede hacer mucho más y por eso respaldamos esta iniciativa de aumentar dicho arbitrio, de carácter permanente, a 10 por ciento”, añadió el también presidente de la Comisión de Relaciones Federales, Internacionales y de Estatus de la Cámara baja.

El representante Aponte indicó que, según dijera el Presidente de la Cámara, una vez los proyectos relacionados al Plan Fiscal revisado sean presentados, los mismos serán evaluados, sin presión alguna y siempre buscando defender a los servicios públicos y pensionados, lo que no ha hecho la Junta en ningún momento.

“Estoy convencido que con estos nuevos recaudos podemos y ayudaremos a solventar el sistema de retiro para que nuestros pensionados obtengan la promesa que se les brindó y evitar cualquier recorte que la Junta quiera imponer de manera injusta. Las alternativas de dinero nuevo que se suponen que la Junta busque y no ha hecho, las estamos buscando nosotros”, finalizó diciendo el líder estadista.


Anuncio