Anuncio

EEUU acusa al francés Joe Asperman y al grupo uzbeko KIB de terrorismo

Vista del exterior del Capitolio en Washington DC, Estados Unidos. EFE/Archivo

Vista del exterior del Capitolio en Washington DC, Estados Unidos. EFE/Archivo

EFE

El Gobierno incluyó hoy en su lista de terroristas internacionales al francés Joe Asperman por su vinculación con el Estado Islámico y a la organización Katibat al Imam al Bukhari (KIB), a la que se refirió como “la mayor fuerza de combate uzbeka en Siria”.

Washington incluyó a ambos en la lista de los Terroristas Globales Especialmente Designados (SDGT, por su sigla en inglés), de modo que a partir de ahora todos los activos en EE.UU. tanto de Aperman como de la organización KIB quedan congelados y se prohíbe cualquier tipo de transacción económica con ellos por parte de ciudadanos estadounidenses.

“El ciudadano Joe Asperman es un veterano experto en armas químicas del EI. Asperman supervisó operaciones de producción de químicos en Siria para el EI y el envío de estas armas químicas al frente de batalla”, denunció el Departamento de Estado estadounidense a través de un comunicado.

De acuerdo con Washington, además, el francés “ha cometido o representa una alto riesgo de cometer actos terroristas”.

En cuanto al grupo terrorista KIB, el gobierno estadounidense considera que, como “mayor fuerza de combate uzbeka en Siria”, la organización ha tenido “un papel significativo” en la lucha entre las fuerzas de la Coalición Internacional liderada por Estados Unidos que en estos momentos combate a los yihadistas en el norte del país, lucha en la que habrían colaborado con Al Qaeda.

El comunicado apoya las alegaciones del Departamento de Estado en dos vídeos divulgados por el propio KIB.

En una de estas grabaciones, divulgada en abril de 2017, se puede ver a “hombres armados participando en combates”, mientras que en otro, que fue difundido a través de las redes sociales en diciembre de 2015, se puede apreciar a los uzbekos enseñando a manejar armas a un grupo de niños, sostiene el comunicado.

“Las designaciones de terrorismo exponen y aislan a las organizaciones e individuos, y les impide el acceso al sistema financiero de Estados Unidos”, concluye la nota.


Anuncio