Anuncio

Puente trabaja en extender los buenos momentos del Lobos Buap en el Clausura

El técnico de Lobos BUAP Rafael Puente, da instrucciones a sus jugadores. EFE/Archivo

El técnico de Lobos BUAP Rafael Puente, da instrucciones a sus jugadores. EFE/Archivo

EFE

El entrenador de los Lobos Buap del fútbol mexicano, Rafael Puente, aseguró hoy que su objetivo es extender los momentos de buen juego de su equipo y en eso trabaja en el receso del Clausura 2018 por la fecha FIFA.

“Estamos ocupando el receso en prolongar los buenos momentos del juego y fortalecer las bases físicas que nos permitan acceder a la última parte del torneo en la mejor condición para cumplir nuestro objetivo”, dijo Puente a los medios.

Los Lobos Buap suman dos victorias, tres empates, siete reveses y nueve puntos en el Clausura, pero tienen una situación favorable en la tabla de cocientes que decidirá al descenso en la que si bien aparecen en el penúltimo lugar, si ganan siete de los próximos puntos en disputa, permanecerán en la primera división.

“Nuestro objetivo primario sigue ahí (salvarnos) y seguimos dependiendo de nosotros para conquistarlo, el objetivo se centra en eso, pero manteniendo el nivel de juego que hasta ahora exhibimos en el pasado reciente y capitalizándolo con buenos resultados”, dijo.

Los Lobos de Puente se han caracterizado desde que subieron a la primera división a mediados del año pasado por ser un conjunto ofensivo, con ráfagas al ataque, pero grietas en la defensa que acepta un promedio de dos goles por partido, lo cual no le ha permitido al conjunto colocarse en la parte alta de la tabla.

El entrenador reconoció que aunque los números son malos, el funcionamiento lo ha dejado conforme, aunque ha tenido altibajos como el pasado fin de semana cuando tomaron ventaja sobre el León, pero luego fueron alcanzados.

“En el primer tiempo contra León dimos un gran partido, en segundo tiempo bajamos y eso le permitió a un rival con pegada acceder al empate”, lamentó.

El viernes los Lobos Buap enfrentarán a la selección olímpica de México como parte del trabajo del cuerpo técnico para elevar el rendimiento en los últimos cinco encuentros del campeonato.

Lobos recibirá al sublíder Toluca el próximo 31 de marzo en su reaparición en la liga y después visitará a Cruz Azul, jugará en su estadio ante Necaxa, se meterá en la cancha del Monterrey y cerrará como local ante el Puebla.


Anuncio