Anuncio

Estados Unidos condena el “terrible atentado” en Kabul

Miembros de las fuerzas de seguridad afganas revisan el lugar del atentado suicida perpetrado cerca de una multitud, que celebraba el primer día del año nuevo afgano, en Kabul (Afganistán) hoy, 21 de marzo de 2018. EFE

Miembros de las fuerzas de seguridad afganas revisan el lugar del atentado suicida perpetrado cerca de una multitud, que celebraba el primer día del año nuevo afgano, en Kabul (Afganistán) hoy, 21 de marzo de 2018. EFE

EFE

Estados Unidos condenó el “terrible atentado” que tuvo lugar hoy en Kabul, cuya autoría se ha atribuido el grupo terrorista Estado Islámico (EI), en el que fallecieron 29 personas y otras 52 resultaron heridas cuando se dirigían a un templo cercano a la universidad para celebrar el año nuevo afgano.

“Estados Unidos condena fuertemente el terrible atentado en la Universidad de Kabul (...). Este vergonzoso ataque durante una reunión pacífica para celebrar el Nawroz ha ensombrecido el nuevo año con dolor y tragedia”, denunció el Departamento de Estado a través de un comunicado.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 12.00, hora local (7.30 GMT), cuando un terrorista suicida detonó las bombas que portaba en su chaleco con el propósito de atentar contra un grupo de ciudadanos que se disponía a celebrar el año nuevo en un templo de la zona.

Pocas horas después del atentado, el EI se atribuyó la autoría del mismo a través de un mensaje divulgado a través de la red social Istagram.

Este nuevo atentado se produce apenas un día después de que el Jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, general Joseph Dunford, que se encuentra estos días de visita oficial en Afganistán, se reuniera este martes con el presidente del país, Ashraf Gani.

El alto mando militar aseguró este martes al presidente Gani que Estados Unidos continuará apoyando al país asiático y a su Gobierno en la lucha contra el terrorismo y en favor de un proceso de paz “liderado y dirigido” por los afganos, de acuerdo con un comunicado del Palacio Presidencial.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas desde que en enero de 2015 la OTAN pusiera fin a su misión de combate en el país, donde continúa en tareas de tareas de entrenamiento y asesoramiento a las fuerzas afganas.


Anuncio