Anuncio

Trump y la CE buscarán un acuerdo sobre los aranceles al acero y el aluminio

El Representante de Comercio Exterior de EE.UU., Robert Lighthizer. EFE/Archivo

El Representante de Comercio Exterior de EE.UU., Robert Lighthizer. EFE/Archivo

EFE

El presidente, Donald Trump, y la Comisión Europea (CE) abrirán “inmediatamente” una discusión para alcanzar un acuerdo en materia de comercio exterior, incluyendo los aranceles sobre el acero y el aluminio, según anunciaron hoy las dos partes.

“Hemos acordado lanzar inmediatamente un proceso de discusión con el presidente Trump y su Administración sobre aspectos comerciales en común, incluidos el acero y el aluminio, con la vista en identificar resultados aceptables para las dos partes lo más rápido posible”, afirmaron en un comunicado conjunto los departamentos comerciales de EEUU y la CE.

El anuncio se produjo después de que el pasado martes el secretario de Comercio, Wilbur Ross, y la comisaria de Comercio de la Comisión Europea, Cecilia Malmstrom, se reunieran en Washington y acordaran el proceso a seguir de ahora en adelante para afrontar la situación, aunque no precisaron plazos.

La reunión derivó del anuncio hace unos días de la imposición de nuevos aranceles por parte del mandatario estadounidense a las importaciones de acero, de un 25 %, y al aluminio, de un 10 %, con las únicas excepciones temporales de Canadá y México.

Por su parte, el responsable de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, aseguró hoy ante el Congreso que EEUU está en conversaciones con la Unión Europea, Argentina y Australia para otorgar posibles exenciones a los aranceles a las importaciones de acero y aluminio, que entrarán en vigor este viernes.

De este modo, según el jefe de Comercio Exterior estadounidense, Argentina, Australia, la Unión Europea y Brasil podrían no enfrentar de inmediato este incremento unilateral de las tarifas.

El movimiento del magnate, cumpliendo con la línea proteccionista que mostró en la campaña presidencial de 2016, provocó un rechazo mundial unánime a la medida y desde Europa se advirtió de que si se confirmaran los gravámenes impondrían aranceles sobre productos de EEUU.

Entonces, ante los presagios de una posible “guerra comercial”, el atípico presidente dijo en su cuenta de Twitter que las guerras comerciales son “buenas” y “fáciles de ganar”.


Anuncio