Anuncio

La justicia neozelandesa rechaza la petición de Dotcom para que comparezca Obama

El fundador de Megaupload, Kim Schmitz o Kim Dotcom, habla con los periodistas tras obtener la libertad condicional en Auckland (Nueva Zelanda) el 22 de febrero de 2012. EFE/Archivo

El fundador de Megaupload, Kim Schmitz o Kim Dotcom, habla con los periodistas tras obtener la libertad condicional en Auckland (Nueva Zelanda) el 22 de febrero de 2012. EFE/Archivo

EFE

La justicia neozelandesa denegó hoy una petición del empresario alemán Kim Dotcom, requerido por EEUU por presunta violación a los derechos de autor, para que comparezca en el caso el expresidente estadounidense Barack Obama.

“El Tribunal Superior (de Auckland) acaba de declinar mi solicitud para examinar al señor Obama en mi demanda por daños porque fue “prematura"", dijo Dotcom en su cuenta Twitter al asegurar que tiene evidencias sobre los nexos entre el expresidente, Hollywood y el proceso de extradición del empresario alemán.

El fallo contra la petición de Dotcom, detenido en 2012 en su residencia a las afueras de la ciudad neozelandesa de Auckland, en el marco de un vasto operativo del FBI, coincidió con la llegada de Obama anoche a Nueva Zelanda, en una gira de carácter privado que lo llevará el viernes a Australia y el fin de semana a Japón.

En un comunicado, el Tribunal Superior rechazó la solicitud de Dotcom al alegar que los hechos ocurrieron cuando Obama era presidente, por lo que se le aplica el principio de inmunidad.

El tribunal también precisó que la solicitud fue prematura, ya que se presentó el pasado lunes.

La petición de Dotcom se enmarca dentro de la demanda que presentó el pasado enero contra el Gobierno neozelandés por los daños causados por su detención, a la que el informático atribuye “motivaciones políticas”.

“La administración de Obama estaba presionada por Hollywood para que endureciera la aplicación de los derechos de autor o de lo contrario perdería su apoyo”, dijo Dotcom en un comunicado.

Dotcom también acusó al gobierno neozelandés, liderado entonces por el conservador John Key, de haber ejercido presión política para facilitar su extradición y mantener una orden de arresto “ilegal”.

El empresario se encuentra actualmente luchando contra su extradición, que ya fue ratificada por el Tribunal Superior en febrero de 2017 por 13 delitos, incluidos crimen organizado, lavado de dinero y fraude electrónico.

Las autoridades estadounidenses creen que Megaupload, la clausurada plataforma de descargas fundada por Dotcom, logró un beneficio de unos 175 millones de dólares (143 millones de euros) por supuestamente alojar material ilegal entre sus 50 millones de usuarios.


Anuncio