Anuncio

Niños de P.Rico perdieron 13 millones de días de clases, según organización

La Cámara de Representantes concurrió con las enmiendas introducidas por el Senado al Proyecto de la Cámara 1441, que viabiliza la reforma del sistema público de educación en Puerto Rico. EFE/ARCHIVO

La Cámara de Representantes concurrió con las enmiendas introducidas por el Senado al Proyecto de la Cámara 1441, que viabiliza la reforma del sistema público de educación en Puerto Rico. EFE/ARCHIVO

EFE

A medio año desde que el huracán María impactara Puerto Rico Puerto Rico, los niños en edad escolar en la los colegios públicos de la isla han perdido, en conjunto, más de 13 millones de días completos de clases.

Así lo asevera hoy la organización Save The Children en un comunicado, en el que indica que los problemas continúan para los niños en la isla, que sufre “inestabilidad en servicios públicos como la electricidad y el agua” seis meses después del huracán.

“Muchas familias todavía no pueden cubrir las necesidades básicas, por lo que los niños necesitan ayudan psicológica y emocional urgentemente”, advierte Save the Children.

En algunas áreas rurales y montañosas, más del 50 por ciento de los hogares continúan sin electricidad seis meses después, indica.

Además revela que casi una de cada tres escuelas “carece de electricidad, lo que significa que los estudiantes no pueden tener un día completo de clases”.

“Muchas escuelas funcionan solamente en un horario diario limitado, de 7:30 a.m. a 12:30 p.m., debido a problemas de electricidad, agua potable y aguas residuales”, señala en el comunicado Carlos Carrazana, director de operaciones de Save the Children.

“Seis meses después del huracán María, los niños están en una situación particularmente vulnerable. Una de las mejores formas de ayudar en la recuperación de un niño es que vuelva a la escuela en su horario normal”, agrega Carrazana.

El calculo, revela la organización, se alcanza de combinar los 300.000 estudiantes de escuelas públicas con 24 días de colegio al que, aseguran, faltaron en septiembre y octubre del año pasado, justo después del paso del huracán.

A ello hay que sumar que en noviembre y diciembre, Save The Children estimó que el 30 por ciento de los niños perdió otros 27 días de clase y desde el inicio de año la organización asume que el 25 por ciento de los alumnos han perdido consistentemente días completos de clase.

Además, indica que a los estudiantes puertorriqueños les falta la rutina diaria que significa la escuela, “lo cual es fundamental para la recuperación emocional”.

Save the Children ha llegado a unos 60.000 niños y adultos desde que comenzó su respuesta en los primeros días tras el paso del huracán.

La organización sin fines de lucro recuerda que sigue distribuyendo suministros esenciales, ayudando en la recuperación social y emocional de los niños y asiste a las escuelas y familias en ayudar a los niños a regresar a aprender.

Save The Children trabaja en colaboración con empresas a fin de instalar paneles solares en escuelas, así como proveer acceso a Internet y mejorar los resultados de la enseñanza.


Anuncio