Anuncio

Líder Cameral presenta enmienda a la Ley de Incentivos Médicos en Puerto Rico

Vista de varios médicos que atienden a los pacientes en un hospital de Puerto Rico. EFE/Archivo

Vista de varios médicos que atienden a los pacientes en un hospital de Puerto Rico. EFE/Archivo

EFE

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Méndez, junto al representante José Aponte, presentaron un proyecto de ley que enmienda la Ley de Incentivos Para la Retención y Retorno de Profesionales Médicos para así incluir el trabajo en el Departamento de Asuntos del Veterano como parte de las tareas comunitarias que se exigen para obtener los beneficios de dicho estatuto.

La medida surge de la iniciativa a esos mismos fines propuesta, mediante carta al líder cameral, así como a su homologo, el presidente del Senado, Thomas Rivera, por la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

“Evaluamos y concurrimos completamente con la propuesta presentada por nuestra Comisionada Residente, la cual tiene el propósito principal de asistir a los veteranos, nuestros héroes, para que estos puedan tener un mejor servicio médico, tal y como se merecen”, indicó el presidente de la Cámara en un comunicado.

El norte de esta Cámara “es velar por aquellos que más lo necesitan y legislar a esos fines. Por eso agradezco a la Comisionada por su continuo deseo de mejorar la calidad de vida de los puertorriqueños y voy a adelantar que esta medida se va a aprobar próximamente y confío que la misma se convertirá en ley muy pronto”, agregó.

Con el propósito de detener el éxodo masivo de la clase médica puertorriqueña e incentivar el retorno o traslado estos profesionales a Puerto Rico, en particular, médicos especialistas, el año pasado se aprobó la Ley 14-2017.

Dicha Ley estableció una tasa fija de contribución sobre ingresos de 4 por ciento sobre todos los ingresos generados por el profesional médico como consecuencia del desempeño de su práctica.

Para tener derecho a solicitar el decreto otorgado por dicha Ley, el médico vendrá obligado a residir y ejercer la medicina a tiempo completo en Puerto Rico.

Además, deberá cumplir con un mínimo de horas de servicio comunitario anuales o, en la alternativa, brindar servicios por igual cantidad de horas al Programa de Salud del Gobierno.

Aponte subrayó la necesidad de continuar buscando propuestas que mejoren los servicios que se les brinda a los veteranos en la isla.

“Siempre he dicho que el veterano puertorriqueño es discriminado, como a todos nosotros, por vivir en una colonia. Nuestros veteranos se han distinguido en todo campo de batalla que han estado y es tiempo que se implementen alternativas viables para expandir sus beneficios. Reconozco a la Comisionada Residente por esta histórica iniciativa que sabemos terminará siendo de mucho beneficio, no solo para los veteranos, sino también para nuestros médicos”, indicó.

Según dispone la ley actualmente, los médicos que ofrecen servicios en el Hospital de Veteranos y en sus clínicas externas, no pueden acogerse al decreto, pues los horarios y requisitos profesionales que le imponen el sistema de salud para esta población, limita sustancialmente su capacidad de cumplir con los requisitos de servicios comunitarios requeridos en la legislación.

La labor de estos profesionales de la salud, que atienden la población de veteranos es “tan encomiable, que merecen incluirse en la mencionada, como excepción, al igual que los médicos que brindan servicios para los componentes de la reforma de salud”.

En Puerto Rico existe una población de veteranos que sobrepasa las 110.000 personas, según las más recientes cifras de la Oficina del Censo de Estados Unidos.


Anuncio