Anuncio

Madre congolesa que pidió asilo se reencuentra con su hija de siete años

Una inmigrante del Congo, que pidió asilo en Estados Unidos y fue separada de su hija de siete años durante casi cuatro meses, se reencontró finalmente con la niña en Chicago, informó hoy la Liga Americana de Libertades Civiles (ACLU). EFE/Archivo

Una inmigrante del Congo, que pidió asilo en Estados Unidos y fue separada de su hija de siete años durante casi cuatro meses, se reencontró finalmente con la niña en Chicago, informó hoy la Liga Americana de Libertades Civiles (ACLU). EFE/Archivo

EFE

Una inmigrante del Congo, que pidió asilo en Estados Unidos y fue separada de su hija de siete años durante casi cuatro meses, se reencontró finalmente con la niña en Chicago, informó hoy la Liga Americana de Libertades Civiles (ACLU).

“Estoy muy agradecida de estar nuevamente con mi hija, esta ha sido una experiencia muy dolorosa”, declaró en un comunicado la mujer, identificada como “L”.

Según uno de los abogados que presenció el reencuentro ocurrido este viernes por la noche, madre e hija se abrazaron y lloraron “en un momento de gran emoción”.

“L” había llegado en noviembre a California, donde pidió asilo y convenció a las autoridades de Inmigración de que su vida corría peligro si era devuelta al Congo.

Sin embargo, fue separada de su hija y enviada a un centro de detención de Inmigración en San Diego, al sur de ese estado, mientras que la niña quedó bajo los cuidados del Departamento de Salud y Servicios Humanos del Gobierno, en Chicago.

El caso llamó la atención de ACLU, que demandó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y al que le informó que se temía un posible caso de tráfico humano, porque la mujer no tenía documentación que probara que era la madre de la niña.

Esto fue probado más tarde con una prueba de ADN, “L” quedó en libertad y fue trasladada a un refugio de Chicago a la espera del reencuentro con su hija.

Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de ACLU, calificó de “horrible” lo sucedido a la madre y su hija, y opinó que el Gobierno del presidente Donald Trump separa intencionalmente a las familias que buscan asilo.

“Quieren evitar que otras familias lleguen al país como asilados”, declaró a medios locales.

ACLU presentó una demanda colectiva contra el Gobierno en representación de cientos de familias que buscan asilo y han sido separadas, incluyendo una madre brasileña que es mantenida desde agosto en Texas, mientras que su hijo de 14 años está detenido en Chicago.

“Quienes buscan asilo no son inmigrantes ilegales, no han violado ninguna ley y no deben enfrentar la crueldad del Gobierno, cuyos funcionarios no tienen la decencia de reconocer que se han equivocado”, dijo Gelernt.


Anuncio