Anuncio

La planificación turística regenerativa asegura desarrollo sustentable

Fotografía del 15 de marzo de 2018, de la consultora en Turismo con Énfasis en proyectos en Latinoamérica y el Caribe, Lieve Coopin, durante una ponencia en la ciudad de Cancún, en Quintana Roo (México). EFE

Fotografía del 15 de marzo de 2018, de la consultora en Turismo con Énfasis en proyectos en Latinoamérica y el Caribe, Lieve Coopin, durante una ponencia en la ciudad de Cancún, en Quintana Roo (México). EFE

EFE

La industria turística ha desarrollado una perspectiva de fomento al crecimiento económico sin considerar aspectos sociales, geográficos y ambientales, afirmó a Efe María Teresa Solís Trejo, subsecretaria de Turismo de México.

“Una planeación turística regenerativa plantea una visión futura de desarrollo sustentable integral en beneficio de una región”, dijo Solís al plantear la necesidad de un nuevo modelo como parte de las iniciativas para el desarrollo de soluciones sustentables en México.

La funcionaria explicó que este concepto de planificación turística ha sido planteado después de analizar sitios en México en los cuales el crecimiento de la actividad turística ha sido desordenado.

Se busca identificar “qué es lo que se tiene en las regiones, qué sucede con los ecosistemas, con las características del territorio y con ello diseñar, o rediseñar, con la naturaleza para que un centro turístico evolucione”, aseguró.

Una planeación turística regenerativa implica un proceso técnico-político, multidimensional y multidisciplinario que “busca definir la visión futura del desarrollo turístico de una localidad o región”, detalló.

Esto permite generar estrategias desde distintos ámbitos, como el geográfico, económico, social, ambiental, para propiciar el desarrollo sustentable del turismo en beneficio de la comunidad y los visitantes.

Solís destacó el ordenamiento con enfoque sustentable que se analiza desde el 2010, respecto a la capacidad de carga de sitios naturales de México como Los Cabos, Puerto Vallarta, Huatulco y Cancún, esta última, una ciudad que fue pensada para 30.000 habitantes y que ahora tiene un millón.

La actividad turística no se debe pensar solo en el aspecto económico sino en la calidad de vida de las comunidades, el servicio a los visitantes, el nivel estético de los paisajes; en esa riqueza para beneficios justos para todos: comunidad, turistas y naturaleza, abundó.

La funcionaria resaltó el éxito del reordenamiento en las Islas Marietas, en la costa noroccidental del Pacífico mexicano, que tiene una capacidad para 300 personas al día y que recibía hasta 2.000.

Con bases científicas y acuerdos con la comunidad, autoridades de medioambiente y turísticas se redujo el número diario de visitantes a las Islas Marietasa y se elevó el costo por personas, relató.

La planificación turística requiere del sector público y privado, de organizaciones sociales, organismos internacionales universidades e investigadores, sector privado, consultores profesionales, quienes intercambian conocimientos y experiencias, afirmó.

Especialistas de México y 14 países intercambiaron durante tres días sus experiencias durante el Sustainable & Social Tourism Summit que se clausuró este día 17 de marzo en Cancún, caribe mexicano.

Para Lieve Coopin, nacida en Bélgica y consultora en turismo con énfasis en proyectos en Latinoamérica y el Caribe, hablar de turismo sustentable puede ser contradictorio porque éste “es una actividad de mercado en donde hay juegos de oferta y demanda”.

El desarrollo sostenible implica perdurar y no afectar el futuro, “tiene que ver con tres pilares de la sustentabilidad: el tema ambiental, económico y social, y debe haber un equilibrio entre los tres pero aún no llegamos a ese concepto”, dijo Coopin.

“Cada país y destino turístico tiene una realidad diferente y es difícil hablar de un solo modelo”, indicó.

Reeconoció la importancia de hacer partícipes a las comunidades locales para que sean integrados en el desarrollo de la actividad turística.

Coopin planteó en el encuentro el concepto de turismo responsable el cual involucra a la sociedad como actores y que se maneja en países como Inglaterra y España, donde se tiene claridad entre la comunidad sobre cómo puede contribuir y minimizar los impactos de una manera proactiva.

La conciencia de un turismo responsable lleva a un camino de la sustentabilidad, “todo tiene que ver con la educación” en las comunidades, concluyó Coppin.


Anuncio