Anuncio

Dos mujeres de Arizona detenidas y acusadas por atacar una mezquita

Combo de fotografías cedidas por la Policía de Tempe de la ficha policial de Elizabeth Dauenhauer (i) y Tahnee Gonzales (d), las dos mujeres que se grabaron robando objetos y burlándose de una mezquita en Tempe, Arizona, (Estados Unidos), en compañía de menores de edad. EFE/Policía de Tempe/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Combo de fotografías cedidas por la Policía de Tempe de la ficha policial de Elizabeth Dauenhauer (i) y Tahnee Gonzales (d), las dos mujeres que se grabaron robando objetos y burlándose de una mezquita en Tempe, Arizona, (Estados Unidos), en compañía de menores de edad. EFE/Policía de Tempe/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

EFE

Dos mujeres que se grabaron robando objetos y burlándose de una mezquita en Tempe, junto a menores de edad, fueron acusadas hoy en una corte de Arizona por robo en tercer grado y conducta desordenada.

Tahnee Gonzáles y Elizabeth Dauenhauer, detenidas la tarde del jueves e ingresadas en una cárcel tras sustraer objetos del Centro Comunitario Islámico de Tempe, han sido puestas en libertad condicional con un tobillera y deberán presentarse de nuevo ante un juez el próximo 29 de marzo.

Ambas mujeres fueron detenidas tras una investigación hecha por las autoridades locales y luego de que González publicara a comienzos de este mes un video de más de 20 minutos en una red social en la que se le ve pidiéndole a tres menores que la ayudarán a remover carteles del templo y a detener la “propaganda” islámica.

Las mujeres señalaron que “la infiltración del islamismo árabe viene a destruir a los Estados Unidos” e indicaron que la mezquita se encontraba en un “bonito suburbio” con “jóvenes y vulnerables” cerca.

En el video se puede escuchar varios adjetivos despectivos proferidos por las mujeres hacia la cultura musulmana, y señalan que los “musulmanes no son más que malvados adoradores de Satanás”.

En la audiencia, a las mujeres, a las que se consideró en un momento presentarles cargos por delitos de odio, se les prohibió el contacto entre ellas y con la mezquita, y no poseer armas.

Estos arrestos se producen en un momento en que en el país se registra un aumento de ataques de índole racista y de odio.


Anuncio