Anuncio

Uno de cada tres mexicanos no duerme lo necesario, dicen especialista

Uno de cada tres adultos en México no duerme las horas necesarias para llevar una vida saludable lo que puede llevarlos a padecer obesidad y eventos cardio o cerebrovascular o padecer enfermedades mentales. EFE/ARCHIVO

Uno de cada tres adultos en México no duerme las horas necesarias para llevar una vida saludable lo que puede llevarlos a padecer obesidad y eventos cardio o cerebrovascular o padecer enfermedades mentales. EFE/ARCHIVO

EFE

Uno de cada tres adultos en México no duerme las horas necesarias para llevar una vida saludable lo que puede llevarlos a padecer obesidad y eventos cardio o cerebrovascular o padecer enfermedades mentales.

Previo al Día Mundial del Sueño que se celebra este 16 de marzo, especialistas del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) dijeron en conferencia de prensa que se deben respetar las horas de sueño por la noche.

Luis Torre-Bouscoulet, jefe de la Unidad de Medicina del Sueño del INER, dijo que la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 (Ensanut) indica que un tercio de los adultos mexicanos tienen problemas de sueño: el 50 % ronquidos, el 15 % sueño excesivo en el día y el 30 % de las mujeres, insomnio.

El especialista advirtió que no dormir bien “resta calidad y cantidad de vida”.

Del mismo modo, explicó que el uso de dispositivos móviles y el ritmo de vida en las ciudades se están convirtiendo en los principales factores que alteran las horas necesarias para que se lleven a cabo los ciclos biológicos de sueño del organismo humano.

Margarita Reyes, psiquiatra de la Unidad de Medicina del Sueño del INER precisó que los niños en edad escolar deben dormir entre nueve y once, los adolescentes de 8 a 10 horas, los adultos de 7 a 9 horas y los adultos mayores de 7 a 8 horas.

Dijo que dormir menos de siete horas “incrementa la apetencia por alimentos con más calorías y eso implica un riesgo a largo plazo para desarrollar obesidad”.

La especialista recomendó para mejorar la calidad de sueño, no tener dispositivos y aparatos electrónicos en la recámara, así como evitar el consumo de estimulantes como el café y el azúcar al menos dos horas antes de ir a la cama.

Del mismo modo, señaló que el ejercicio debe realizarse por la mañana y se debe llevar una dieta saludable para beneficiar el sueño.

Explicó que la falta de sueño aumenta el riesgo de padecer enfermedades mentales como la ansiedad y la depresión.

Yadira Rodríguez, neumóloga del INER, dijo que la apnea del sueño es uno de los trastornos más frecuentes y peligrosos porque eleva el riesgo de infarto y evento cerebrovascular, al dejar de respirar momentáneamente mientras se duerme.

Indicó que una persona que ronca puede tener entre 30 y 100 interrupciones por hora en la respiración por lapsos de 10 segundos, y que el 60 % de las personas que roncan tienen somnolencia excesiva diurna, lo que los lleva a tener más riesgos de accidentes.


Anuncio