Anuncio

“Error” al liberar a un indocumentado provoca cambios en la Policía de Denver

El "error" de haber dejado en libertad condicional a un recluso indocumentado requerido por del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) provocará cambios en los procedimientos de la Oficina del Alguacil de Denver, que supervisa las cárceles locales, confirmaron hoy funcionarios municipales. EFE/SOLO USO EDITORIAL - NO VENTAS

El “error” de haber dejado en libertad condicional a un recluso indocumentado requerido por del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) provocará cambios en los procedimientos de la Oficina del Alguacil de Denver, que supervisa las cárceles locales, confirmaron hoy funcionarios municipales. EFE/SOLO USO EDITORIAL - NO VENTAS

EFE

El “error” de haber dejado en libertad condicional a un recluso indocumentado requerido por del Servicio de Inmigración y Aduanas ( ICE ) provocará cambios en los procedimientos de la Oficina del Alguacil de Denver, que supervisa las cárceles locales, confirmaron hoy funcionarios municipales.

Los cambios aún no han sido definidos y se conocerán en los próximos días, luego de reuniones que el alcalde, Michael Hancock, mantendrá con el director de Seguridad Pública de Denver, Troy Riggs; el alguacil en jefe, Patrick Firman, y el jefe de Policía, Robert White, entre otros.

Entretanto, los tres alguaciles que permitieron que el mexicano Iván Zamarripa Castañeda, de 26 años, saliese en libertad fueron “reasignados” a otros puestos mientras se realizan las investigaciones de por qué el indocumentado no permaneció encarcelado hasta que pudiese ser transferido a ICE.

En declaraciones preparadas difundidas a principios de semana, un día después de que Zamarripa Castañeda saliese de la cárcel tras pagar una fianza de 25.000 dólares, el alguacil Firman reconoció que el procedimiento había sido “un error” y calificó la situación de “inaceptable”.

En esas mismas declaraciones, el alguacil informó de que él había ordenado una “inmediata revisión interna” del proceso de comunicaciones con ICE.

Durante 2017, Denver aprobó varias ordenanzas municipales que limitaban la cooperación de la Policía y los alguaciles locales con los agentes federales de inmigración, pero esa cooperación, dijo el alguacil, no excluye responder a los pedidos de ICE debidamente autorizados por un juez para mantener detenido a un indocumentado.

En este caso, según parece, el intercambio de información entre la oficina del alguacil de Denver y los agentes de ICE ocurrió de tal manera que Zamarripa Castañeda salió de la cárcel una hora antes de que la notificación correspondiente llegase a ICE.

Zamarripa Castañeda había sido arrestado el pasado 4 de marzo como sospechoso de conducir en estado de ebriedad y causar un accidente en el que murió un motorista.

Dos días después, ICE pidió que se mantuviese detenido al indocumentado, pero cuando finalmente llegaron los agentes federales a arrestarlo, Zamarripa Castañeda ya no estaba en la cárcel y ahora se lo busca.

Según Firman, su oficina recibe cada mes unos 15 pedidos de ICE de no dejar en libertad a indocumentados, que Denver cumple. Por eso, el alguacil sostiene que el caso de Zamarripa Castañeda fue “un incidente aislado” ya que fue “la primera vez” que hubo problemas con la notificación a ICE.

Se espera que en los próximos días Denver detalle cambios en el entrenamiento de alguaciles, en los procedimientos de comunicación con ICE y en la información que se entrega a los indocumentados detenidos sobre sus derechos.


Anuncio