Anuncio

“El futuro que viene”, de Constanza Novick, lleva su intensa amistad a Miami

La directora argentina Constanza Novick posa durante una entrevista con Efe el martes, 13 de marzo de 2018, en Miami, Florida (EE.UU.). EFE

La directora argentina Constanza Novick posa durante una entrevista con Efe el martes, 13 de marzo de 2018, en Miami, Florida (EE.UU.). EFE

EFE

La película “El futuro que viene”, de la directora argentina Constanza Novick, continúa su recorrido por festivales internacionales, esta vez en Miami, “aunque no esperaba que viajara tanto”, confiesa la cineasta bonaerense sobre su filme debut.

“No hice la película de una manera estratégica pensando en un público para llenar las salas. Fue un orgullo ver que sigue interesando en otros países, y también una sorpresa”, dice en entrevista con Efe Novick, cuya película ya se vio en festivales como el de Gijón (España) o Toronto (Canadá), uno de los más importantes del mundo.

Su primer largometraje indaga en la amistad entre Romina (Dolores Fonzi) y Flor (Pilar Gamboa), a lo largo de las distintas etapas de la vida, una historia “muy personal y genuina” que, según la directora, “tiene mucho de su vida y de sus recuerdos”.

Y aunque lamenta que “cada vez será más difícil financiar este tipo de películas que no son apuntadas a un público tan masivo”, Novick “no pierde la esperanza” de que producciones como “El futuro que viene”, de coste medio, “puedan seguir existiendo” y permitan al cine argentino “seguir viajando”.

Fonzi, con un papel destacado en la presente edición del Festival de Cine de Miami al figurar en otras dos producciones, “Restos de viento”, de la mexicana Jimena Montemayor, y “La cordillera”, del argentino Santiago Mitre, jugó un papel vital en la cinta.

Amiga de Novick desde la juventud, la directora asegura que “mucho de la construcción del personaje de la película tuvo que ver con su amistad” con Fonzi.

“La conozco mucho. Compartí con ella distintas etapas de la vida. Pasamos juntas los partos, los nacimientos, las separaciones y los reencuentros” explica sobre unos temas que se profundizan, precisamente, en “El futuro que viene”.

“Trabajamos, más que nada, el construir la amistad entre Pili y Dolores, ya que no eran amigas antes de empezar la película”, explica la directora, para la que dirigir a Fonzi “fue muy divertido”, aunque cuando se desconcentraba “la cacheteaba”, bromeó.

“Para mí ella está increíble en la película. Me encanta lo que hizo. Algo muy sutil y al mismo tiempo con mucha profundidad. Me cuidó mucho, ya que ha estado en muchos más rodajes que yo”, dice Novick. “Fue como tener una aliada”, aseveró.

Novick no quería perderse la cita en Miami dado el protagonismo que Dolores Fonzi tiene en la edición de este año, además de ser una oportunidad más “para escuchar al público de otro hemisferio”.

Y aunque considera que la situación del cine en general “es complicada” y el ambiente es “machista”, asegura que el peso específico de las películas “hace que no importe si es de una mujer o un hombre”, y la calidad de la cinta “es la que marca” si gana premios o viaja por festivales.

“Los grandes productores que tienen el dinero son hombres, pero las mujeres estamos abriendo el camino, y ya no tiene vuelta atrás”, afirma.

La película, que cuenta con la producción del cineasta Lisandro Alonso (“Liverpool”, “Jauja”), exponente del Nuevo Cine argentino, se proyectará el próximo domingo 18 de marzo durante la última jornada del festival de Miami, donde compite en el premio HBO para películas Iberoamericanas del certamen.

Su futuro proyecto es en televisión, una producción mexicana, “sobre el amor a su edad”, una radiografía de los 40, “ese momento en el que uno todavía quiere vivir y tiene sus hijos, la libertad o la monogamia”.


Anuncio