Anuncio

Carlos Saura se declara admirador de la cultura popular iberoamericana

El director Carlos Saura participa hoy, miércoles 14 de marzo de 2018, en una charla con periodistas en Guadalajara, Jalisco (México). EFE

El director Carlos Saura participa hoy, miércoles 14 de marzo de 2018, en una charla con periodistas en Guadalajara, Jalisco (México). EFE

EFE

El director Carlos Saura se declaró hoy admirador de la música y la cultura populares de países como México y Argentina, además de su natal España, cuya riqueza y “misterio” intentó reflejar en los 14 musicales que ha realizado a lo largo de su carrera.

“Siempre he tenido tendencia de acercarme a la música popular de los países y creo que hay algo misterioso en ello, donde se reúne toda una cultura, un pasado que revierte en algo moderno”, dijo el también guionista en un encuentro con periodistas durante su participación en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (oeste de México), que concluye el 16 de marzo.

Afirmó que géneros como el flamenco, el tango y la música ranchera han estado siempre presentes en su vida, aunque desde pequeño escuchaba también música clásica, pues su madre fue pianista profesional durante una década.

Consideró que en particular la música popular mexicana ha estado muy ligada a la historia y la cultura españolas con sus boleros y danzones; de ahí su intención de realizar el proyecto “El rey de todo el mundo”, un musical que comenzará a rodar en México después del verano y en que hará nuevas versiones de bailes y canciones icónicas de este país.

“Mi idea en los musicales es ir un poco más lejos de lo que podría ser el folclor, que está muy bien pero permanece inmóvil, quieto a través del tiempo”, dijo, y añadió que su idea no es acometer una “renovación” de la música folclórica.

“No hay una renovación, no debe haberla, incluso, sino que se trata de respetar a la música más antigua” con un toque más creativo, aseguró el autor de películas como “Flamenco, flamenco” (2010) y “Tango” (1998).

Saura es uno de los invitados especiales al Festival, en el que ayer le fue otorgado el Premio Mayahuel al Cine Internacional durante la conferencia que dictó en la Cátedra Julio Cortázar.

El escritor y guionista es además protagonista de “Saura(s)”, un documental dirigido por el español Félix Viscarret que compite en la sección oficial del festival mexicano por el premio al mejor largometraje iberoamericano de ficción.

Contó que accedió a estar delante de las cámaras debido a que el director y sus propios hijos le convencieron de hacerlo, y bromeó diciendo que a lo largo del rodaje confirmó que es “el peor actor del mundo”.

Aseguró que lo suyo es producir, ya sea creando películas, haciendo guiones o escribiendo, una actividad “fascinante” que descubrió tarde pero que disfruta por ser algo "íntimo”.

“Encontré el placer de escribir un poco tarde aunque he escrito muchos guiones; ahora he encontrado otra forma de escribir. Es un placer tan íntimo y solitario que me gusta mucho ese tipo de trabajo”, expresó Saura, quien recientemente concluyó un libro llamado “Ausencias”.

La novela, cuarta de su carrera, está inspirada en la fotografía, otra de las disciplinas que le apasionan, y comienza con una anécdota que le sucedió al hojear un libro con una página rasgada, a partir de la cual desarrolló una historia de intriga, reveló.

Respecto a las nuevas plataformas digitales para ver películas el realizador afirmó que está “abierto” a estas posibilidades, pero criticó que las personas puedan verlas desde las pantallas de los teléfonos móviles, pues el espectador se pierde de todo el trabajo técnico que hay detrás.

“Cuando voy en el Metro veo muchos jóvenes viendo una película en su móvil. Eso me parece fatal, me parece una catástrofe porque ahí no puedes ver nada. Es perverso ver una película en un pequeño móvil”, recalcó.

Consideró que sin importar las plataforma que las personas tengan disponibles lo importante es contar “historias de calidad” que reflejen el momento que están viviendo de una manera “más o menos imaginativa”.

“Se trata de escribir y hacer una historia; eso no va a cambiar”, acotó.


Anuncio