Anuncio

Proponen destinar parte de ayuda tras ciclón en P.Rico a control inundaciones

El legislador puertorriqueño José González propuso hoy que parte de los 1.500 millones de dólares del programa para la recuperación de la isla tras el huracán María se destine a un proyecto estancado desde hace tres décadas para el control de inundaciones en el municipio norteño de Arecibo. EFE/ARCHIVO

El legislador puertorriqueño José González propuso hoy que parte de los 1.500 millones de dólares del programa para la recuperación de la isla tras el huracán María se destine a un proyecto estancado desde hace tres décadas para el control de inundaciones en el municipio norteño de Arecibo. EFE/ARCHIVO

EFE

El legislador puertorriqueño José González propuso hoy que parte de los 1.500 millones de dólares del programa para la recuperación de la isla tras el huracán María se destine a un proyecto estancado desde hace tres décadas para el control de inundaciones en el municipio norteño de Arecibo.

Según explicó hoy González en un comunicado de prensa, desde 1987 se ha estado trabajando con la primera fase del proyecto de inundaciones, y en 1996 fueron aprobadas la segunda y tercera fase del diseño de viabilidad.

Un estudio arrojó el beneficio de estas fases, así como el requerimiento de la construcción de puentes y de un dique en las autopistas PR-22 y al este de la PR-10.

Se ha estimado que la inversión total para su desarrollo es de entre 115 a 150 millones de dólares.

González propuso esta medida durante las vistas públicas celebradas en la zona norte por parte del programa Community Development Block Grant-Disaster Relief (CDBG-DR) del Departamento de la Vivienda y su secretario, Fernando Gil Enseñat, para que identifique de manera apremiante los fondos aprobados de emergencia por María.

El legislador fue enfático en que dichos fondos deben ser identificados dentro de la asignación federal de emergencia lo antes posible, ya que se ha expuesto la vida y seguridad de los ciudadanos de Arecibo de forma inaceptable durante los pasados treinta años.

“En las más recientes inundaciones, la crecida del Río de Arecibo creció a tal magnitud que no sólo los residentes y comerciantes llegaron a sus hogares donde encontraron sus casas llenas de basura y lodo, sino también sus vidas se vieron en peligro con diez pies (tres metros) de inundación y tuvieron que refugiarse en los techos de las viviendas”, detalló González.


Anuncio