Anuncio

AI: impunidad en asesinato de Cáceres pone en riesgo a defensores de DD.HH.

La directora de Amnistía Internacional para las Américas, la mexicana Erika Guevara-Rosas, participa en una rueda de prensa. EFE/Archivo

La directora de Amnistía Internacional para las Américas, la mexicana Erika Guevara-Rosas, participa en una rueda de prensa. EFE/Archivo

EFE

El hecho de que las autoridades no hayan identificado y llevado ante la justicia a quienes ordenaron el asesinato de la líder ambientalista hondureña Berta Cáceres “pone en grave riesgo a cientos de defensores y defensoras de los derechos humanos”, aseguró hoy Amnistía Internacional (AI).

En un comunicado, la directora de AI para las Américas, Erika Guevara Rosas, subrayó que las incógnitas sobre el homicidio, ocurrido la madrugada del 3 de marzo de 2016 en su casa de La Esperanza (occidente de Honduras), aún no están resueltas.

“Que sus responsables no hayan rendido cuentas ante la justicia transmite el escalofriante mensaje de que se puede matar impunemente a quienes defienden los derechos humanos si éstos se atreven a cuestionar a los poderosos en Honduras”, defendió.

En el caso de Cáceres, la justicia también implica perseguir a quienes ordenaron su muerte, “algo que esta investigación escandalosamente deficiente no ha hecho”.

Las autoridades, al no actuar -subrayó Guevara Rosas-, incumplen su obligación de proteger a activistas de nuevos ataques”.

Una semana antes de morir, Cáceres, que había mostrado su oposición al proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, denunció que cuatro activistas de su entorno habían sido asesinados y varios más habían sufrido amenazas.

AI recordó que la Fiscalía General de Honduras ha detenido a ocho personas en relación con el asesinato de la líder ambientalista, incluyendo algunas vinculadas a Desarrollos Energéticos, la empresa que está construyendo Agua Zarca, y con las fuerzas armadas.

No obstante, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) ha expresado su preocupación en torno a que no se han investigado a altos cargos del gobierno o de la empresa.

Además, un informe de un grupo de abogados internacionales contratados por la familia de Cáceres expuso “graves deficiencias” en la investigación oficial.

“AI pide a las autoridades de Honduras que investiguen a los implicados en ordenar el asesinato de Berta y que estudien seriamente las pruebas y las líneas de investigación propuestas por su familia y abogados”, remarcó la organización.

El día de hoy, varias organizaciones civiles han impulsado en países como España, Argentina, Chile y Venezuela protestas para exigir una investigación a fondo sobre el asesinato.


Anuncio