Anuncio
Share

La costa este sufre bajo un gran temporal de viento, lluvia y nieve

La costa este sufre bajo un gran temporal de viento, lluvia y nieve

Una gaviota en el borde de la orilla del río Este, durante una tormenta de nieve en Nueva York (Estados Unidos) hoy, 2 de marzo de 2018. Se espera que la tormenta deje inundaciones en ciudades costeras del este del país. EFE

EFE

Un gran temporal golpeó hoy la costa este del país provocando inundaciones en zonas costeras, cortes eléctricos en muchos hogares y forzando la cancelación de más de 2.000 vuelos.

El mal tiempo, que se espera que continúe el sábado, afecta a más de una decena de estados, desde Maine hasta Carolina del Norte, y a varias grandes ciudades como Boston, Nueva York, Filadelfia o Washington.

En total, se calcula que este “ciclón bomba” afectará a alrededor de 80 millones de personas.

Fuertes vientos, lluvias y nieve comenzaron a azotar desde primera hora de la mañana el noreste del país, con las autoridades insistiendo en los grandes riesgos que se presentan en algunas zonas.

Anuncio

“Tomen esta tormenta en serio. Esta es una situación de vida o muerte para quienes viven en la costa, especialmente en las orillas expuestas al océano”, avisó a través de Twitter el Servicio Nacional de Meteorología en Boston.

En la principal ciudad de Massachusetts y en sus alrededores, las fuertes precipitaciones y la marea alta elevaron el nivel del agua hasta causar inundaciones en varias zonas.

El gobernador del estado, Charlie Baker, avisó de que el temporal puede ser aún peor que el vivido a comienzos de enero, el mayor de este invierno hasta ahora, y anunció que había movilizado a la Guardia Nacional.

Otros estados costeros, incluidos Nueva York y Nueva Jersey, emitieron también alertas ante posibles inundaciones y peligrosas olas en muchas localidades.

Anuncio

A lo largo del día se esperaban rachas de viento de hasta 90 millas por hora, acompañadas de lluvia y granizo en la costa y de fuertes nevadas en el interior.

Varios estados, entre ellos Nueva York, emitieron alertas de viaje, urgiendo a los ciudadanos a evitar todo desplazamiento innecesario dadas las malas condiciones de las carreteras.

“Seguimos trabajando para limpiar las carreteras y, si no tiene que trabajar hoy, le animo a no tomar las carreteras”, dijo a los neoyorquinos en un comunicado el gobernador, Andrew Cuomo.

Las autoridades de Nueva York prohibieron la circulación de vehículos pesados en algunas zonas, después de que dos camiones volcasen hoy como consecuencia del viento en el puente de Tappan Zee, que atraviesa el río Hudson.

En la Gran Manzana, la lluvia dio paso este viernes a nieve y granizo, aunque la ciudad operaba con relativa normalidad.

Los aeropuertos de la ciudad, sin embargo, notaban el impacto del temporal, con centenares de vuelos cancelados.

El más afectado fue el de LaGuardia, que llegó a cerrar sus pistas temporalmente y donde a mitad de jornada se habían cancelado más de un 50 % de los vuelos previstos.

En Newark no pudieron aterrizar ni despegar en torno a un 36 % de los vuelos, mientras que el John F. Kennedy eran aproximadamente uno de cada tres los afectados.

Anuncio

En total, hacia las 2.30 pm (ET) se habían cancelado hoy en Estados Unidos más de 2.800 vuelos y más de 2.000 habían sufrido retrasos.

El tráfico de trenes también estaba muy afectado en toda la región y Amtrak suspendió su servicio en el Corredor Noreste, la importante arteria que conecta Boston con Nueva York, Filadelfia y Washington.

El temporal se hacía notar también en la capital del país, donde las oficinas del Gobierno federal y muchas escuelas permanecían cerradas.

Unos 450.000 clientes en el área de Washington se quedaron sin suministro eléctrico este viernes, según medios locales.

La situación se repitió en otros estados, dejando a miles de personas y negocios sin electricidad.


Anuncio