Anuncio
Share

Banco de México mantiene expectativas de crecimiento de 2 % a 3 % en 2018

Banco de México mantiene expectativas de crecimiento de 2 % a 3 % en 2018

El Banco de México ratificó hoy sus pronósticos de crecimiento del producto interno bruto (PIB) en un rango de entre 2 % y 3 % para 2018, con una expectativa de que en 2019 se observe una expansión de la economía de entre 2,2 % y 3,2 %. EFE/ARCHIVO

EFE

El Banco de México ratificó hoy sus pronósticos de crecimiento del producto interno bruto (PIB) en un rango de entre 2 % y 3 % para 2018, con una expectativa de que en 2019 se observe una expansión de la economía de entre 2,2 % y 3,2 %.

En su informe del cuarto trimestre de 2017, el instituto emisor considera que si bien la demanda externa puede verse favorecida por mejores expectativas de crecimiento, el entorno de incertidumbre, especialmente sobre los términos que regirán las relaciones comerciales de México en Norteamérica, “podría seguir influyendo adversamente en la evolución de la inversión en el país”.

Como elementos que pueden impactar al alza el crecimiento económico están el fin de la incertidumbre en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y que la implementación de las reformas estructurales produzcan resultados superiores a los esperados.

Por el contrario, pueden incidir a la baja factores como el que se postergue la renegociación del TLCAN o que la misma no resulte favorable para el sector productivo mexicano.

Anuncio

Asimismo pueden impactar tanto la volatilidad en los mercados financieros internacionales derivada del proceso de normalización de la política monetaria de Estados Unidos como la volatilidad en los mercados financieros asociada al proceso electoral de México.

Las previsiones para la inflación, que cerró el 2017 en 6,77 %, son de que continúe disminuyendo y aproximándose a lo largo del año al objetivo de 3,0 %, el cual se alcanzará en el primer trimestre de 2019.

Estas previsiones inflacionarias consideran un comportamiento ordenado del tipo de cambio del peso frente al dólar, la ausencia de presiones del mercado laboral y una baja importante de la inflación subyacente a lo largo del año.

Los riesgos al alza son que el peso presente una depreciación en respuesta a factores como la evolución desfavorable de la renegociación del TLCAN, alzas importantes en precios de energéticos y episodios desfavorables de choques en los precios de bienes agropecuarios.

Anuncio

A la baja pueden impactar la posible apreciación de la moneda mexicana como consecuencia de una favorable renegociación del TLCAN y que la actividad económica presente un menor dinamismo que el anticipado, indicó el Banco de México.


Anuncio