Anuncio
Share

Osteoporosis, una enfermedad progresiva de difícil diagnóstico

Osteoporosis, una enfermedad progresiva de difícil diagnóstico

La osteoporosis, que se caracteriza por debilitamiento, porosidad y adelgazamiento de los huesos, es una enfermedad progresiva y silenciosa, por lo que se debe poner atención a los síntomas para ser diagnosticada de manera oportuna, explicó hoy el especialista Mario Salazar Páramo. EFE/Archivo

EFE

La osteoporosis, que se caracteriza por debilitamiento, porosidad y adelgazamiento de los huesos, es una enfermedad progresiva y silenciosa, por lo que se debe poner atención a los síntomas para ser diagnosticada de manera oportuna, explicó hoy el especialista Mario Salazar Páramo.

El jefe del departamento de investigación en Salud del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que este padecimiento puede percibirse con dolor de huesos y pérdida de la estatura, pero pocas veces la gente atiende estos síntomas.

“En sus inicios puede no generar mayores síntomas, y ese es el problema del diagnóstico”, explicó Salazar Páramo en un comunicado.

Aunque suele presentarse en mayor medida en mujeres mayores de 60 años de edad, la patología se gesta desde los 45 o 50 años, apuntó.

Anuncio

“Uno de sus principales detonantes es el inicio de la post menopausia en la mujer, en la cual intervienen factores hormonales”, señaló.

No obstante, dijo, existen otros factores que pueden originar su desarrollo, tales como el sedentarismo, el tabaquismo, uso de esteroideos o corticoides, problemas o alteraciones de la tiroides, artritis, además de la herencia.

“Una persona con antecedentes familiares de la patología tendrá más probabilidades de desarrollarla”, advirtió.

El experto explicó que también los hombres pueden desarrollar la enfermedad, la cual puede ser secundaria a otras patologías como el cáncer.

Anuncio

Señaló que una de las situaciones más frecuentes que se presentan previo al diagnóstico es la osteopenia, que deriva en fractura ósea. Luego de esto es común que el paciente conozca que padecía el adelgazamiento de los huesos desde tiempo atrás.

Salazar Páramo detalló que el diagnóstico se realiza a través de un estudio conocido como densitometría, en el cual es posible medir la densidad de calcio que existe en los huesos.

Como medidas de prevención, recomendó llevar estilos de vida saludables, realizar ejercicio o actividad física moderada, además de tener una alimentación sana que incluya la ingesta de vitamina D.

Explicó que el tener dos o más fracturas de hueso, ya sea de rodilla, antebrazo, cadera u otra extremidad, eleva el riesgo de mortalidad en los pacientes con osteoporosis y osteopenia.


Anuncio