Anuncio
Share

Residentes de Colorado dejan millones de dólares de ayuda sin usar

El creciente número de residentes de Colorado que no participa de los programas federales de ayuda social para los que son elegibles significa que millones de dólares destinados a esa ayuda nunca llegan a este estado, indicó hoy una coalición local de organizaciones comunitarias. EFE/Archivo

El creciente número de residentes de Colorado que no participa de los programas federales de ayuda social para los que son elegibles significa que millones de dólares destinados a esa ayuda nunca llegan a este estado, indicó hoy una coalición local de organizaciones comunitarias. EFE/Archivo

EFE

El creciente número de residentes de Colorado que no participa de los programas federales de ayuda social para los que son elegibles significa que millones de dólares destinados a esa ayuda nunca llegan a este estado, indicó hoy una coalición local de organizaciones comunitarias.

La llamada “Brecha de Servicios Humanos” afecta a todos los condados de este estado e impide que del 70 al 90 % de potenciales beneficiarios accedan a servicios de ayuda con comida, educación en niños en edad preescolar y capacitación laboral o salud, según Hunger Free Colorado (Colorado Sin Hambre). Y la tendencia parece agravarse año tras año.

Específicamente, “incluso en aquellos condados en los que se usa el 100 % de los fondos federales adjudicados para programas de ayuda, aún así raramente se ayuda ni siquiera a la mitad de las familias en esas comunidades”, dice el reporte.

El problema ya se había detectado a principios de la década gracias al programa “Comidas de Verano” que se sirven sin requisitos de ingresos familiares o de documentación a niños y adolescentes, pero aun así con un bajo nivel de participación.

Por eso, Hunger Free Colorado comenzó a colaborar con centros comunitarios, escuelas, iglesias y centros recreativos para fomentar y facilitar el acceso a programas básicos que dan asistencia suplementaria de nutrición (SNAP), ayuda a mujeres y niños (WIC), de cuidado infantil (CCCAP), educación financiera, capacitación laboral y Medicaid.

“Aumentar el conocimiento y el acceso a esos programas es una prioridad para nuestra coalición a nivel estatal”, dijo a Efe Ellie Agar, portavoz de Colorado Sin Hambre.

Y aunque la iniciativa ha visto algo de progreso, aún existe “una marcada disparidad entre elegibilidad y participación” en los programas.

Según el informe, las personas en situación de pobreza, los inmigrantes y los residentes de zonas rurales enfrentan los mayores obstáculos para acceder a los programas de ayuda para los que ya califican.

Por ejemplo, sólo el 10 % de las familias elegibles participa de CCCAP, por lo que, de promedio, esas familias destinan el 40 % de sus ingresos a pagar el cuidado de sus hijos.

Para Agar, esa situación representa “una oportunidad perdida de responder a las necesidades de los residentes en Colorado o de usar con mayor eficiencia los recursos disponibles”.

Y como por cada dólar de los programas federales de ayuda se generan hasta 8 dólares en beneficios para la comunidad, eso significa, dice el reporte, que Colorado pierde millones de dólares al año.

Para revertir esa situación, la legislatura estatal estudia varios proyectos de ley que simplificarían el acceso a los programas de ayuda social administrados a nivel local.


Anuncio