Anuncio
Share

Exigen que el USACE no abandone zona montañosa P.Rico por arreglo eléctrico

El legislador Michael Quiñones Irizarry exigió hoy al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés) que no abandone la zona montañosa de Puerto Rico hasta que culminen todos los trabajos de restauración del sistema eléctrico en la región. EFE/Archivo

El legislador Michael Quiñones Irizarry exigió hoy al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés) que no abandone la zona montañosa de Puerto Rico hasta que culminen todos los trabajos de restauración del sistema eléctrico en la región. EFE/Archivo

EFE

El legislador Michael Quiñones Irizarry exigió hoy al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés) que no abandone la zona montañosa de Puerto Rico hasta que culminen todos los trabajos de restauración del sistema eléctrico en la región.

Quiñones Irizarry, representante del Distrito 22 de los municipios de Utuado, Lares, Adjuntas y Jayuya, hizo este reclamo ante el anuncio de que oficiales del USACE se retirarán prontamente de la zona montañosa de la isla, la cual quedó más afectada por otras por los excesivos vientos del huracán María en septiembre.

“El posible retiro de las brigadas contratadas por el Cuerpo de Ingenieros tendrá un efecto devastador y atrasará los trabajos de energización por meses. Esto no lo vamos a permitir”, señaló el legislador afiliado al Partido Nuevo Progresista.

“La zona de la montaña fue la más afectada por el azote de los huracanes Irma y María en septiembre. Los estragos en el sistema eléctrico fueron grandes. Sabemos del esfuerzo que se ha estado realizando por parte de las brigadas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) pero falta mucho más”, enfatizó.

El representante señaló que sectores en Adjuntas como Yayales, Limani, Garzas y Portillo, al igual que Las Palmas, Pasó Palmas, Caonillas y Limón en Utuado, así como los barrios Río Pietro y Bartolo Castañer en Lares, y Río Grande y Mameyes en Jayuya, enfrentan la posibilidad de no contar con servicio eléctrico por meses si se retiran las brigadas del USACE.

“Si tengo que ir a Washington a solicitar ayuda lo voy hacer. Pero el Cuerpo de Ingenieros tiene que saber que esto es vital para los ciudadanos americanos que vivimos en la montaña. Que si se van y no termina la obra, estarán dejando una huella nefasta en su largo y glorioso historial”, agregó.

Quiñones Irizarry dijo además que realizará gestiones en los próximos días para concretar una reunión con el gobernador, Ricardo Rossello, con el fin de buscar alternativas reales y a corto tiempo para aliviar el problema.


Anuncio