Anuncio
Share

CIDH condena decisión de mantener abierta Guantánamo y pide cierre inmediato

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy la decisión del Gobierno de Estados Unidos de mantener abierta la prisión de Guantánamo y volvió a pedir el cierre "inmediato" de sus instalaciones. EFE/Archivo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy la decisión del Gobierno de Estados Unidos de mantener abierta la prisión de Guantánamo y volvió a pedir el cierre “inmediato” de sus instalaciones. EFE/Archivo

EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy la decisión del Gobierno de Estados Unidos de mantener abierta la prisión de Guantánamo y volvió a pedir el cierre “inmediato” de sus instalaciones.

La entidad mostró su rechazo a la orden ejecutiva firmada el pasado 30 de enero por el presidente del país, Donald Trump, en la que recogió su promesa de que la cárcel de la base naval de EEUU bahía de Guantánamo, en Cuba, continúe operativa, según informó en un comunicado.

Las supuestas violaciones de los derechos de los presos son las razones que argumentó la Comisión para esgrimir su condena a la reactivación del enclave.

“Hoy estoy cumpliendo con otra promesa. Acabo de firmar una orden ejecutiva que dirige al secretario Mattis a reexaminar nuestra política de detención y mantener abiertas las instalaciones de la bahía de Guantánamo”, dijo Trump durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión hace unas semanas.

De este modo, Trump anuló otra decisión proclamada en 2009 por el entonces presidente Barack Obama para cerrar la cárcel “tan pronto como fuera posible”.

Obama hizo del cierre de la base una de sus prioridades como presidente y, aunque no logró su objetivo, consiguió ir vaciando el penal al transferir a un total de 196 detenidos a terceros países, con lo que a día de hoy únicamente quedan en esa cárcel 41 presos.

Ya durante la campaña para las elecciones de 2016, Trump se mostró contrario a las transferencias de presos y prometió mantener y ampliar esa cárcel para llenarla -dijo- de “tipos malos”.

La cárcel de Guantánamo llegó a albergar a 800 presos poco después de su apertura, ordenada por el entonces presidente estadounidense, George W. Bush (2001-2009), tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Desde su apertura, la CIDH ha reclamado en cuatro ocasiones -2007, 2011, 2013 y 2015- la autorización de Estados Unidos para visitar la prisión militar de la bahía, pero ninguna de éstas fue aceptada.

Las informaciones recibidas por la entidad, a pesar de no haber podido acceder al complejo, conllevaron que desde 2013 recomendaran a la Administración estadounidense “cerrar inmediatamente” Guantánamo.

“La Comisión considera que la emisión de esta Orden Ejecutiva, que revoca la política previa del Estado de transferir a detenidos fuera de las instalaciones de Guantánamo, marca un claro retroceso”, aseguró el presidente de la institución, Francisco José Eguiguren.

En esta línea, el máximo responsable del organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) incidió en que “ya hace mucho tiempo que EE.UU. debía cerrar las instalaciones” que -consideró- “se han vuelto un símbolo de abuso alrededor del mundo”.


Anuncio