Anuncio
Share

Maestros de P.Rico protestan contra lo que ven como privatización de escuelas

La Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) se manifiesto hoy frente al Departamento de Educación para hacer patente su rechazo a lo que consideran "la entrega de las escuelas a la empresa privada" contemplada en la propuesta de reforma del sistema público de educación. EFE/ARCHIVO

La Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) se manifiesto hoy frente al Departamento de Educación para hacer patente su rechazo a lo que consideran “la entrega de las escuelas a la empresa privada” contemplada en la propuesta de reforma del sistema público de educación. EFE/ARCHIVO

EFE

La Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) se manifiesto hoy frente al Departamento de Educación para hacer patente su rechazo a lo que consideran “la entrega de las escuelas a la empresa privada” contemplada en la propuesta de reforma del sistema público de educación.

“Hemos iniciado un proceso de orientación y movilización para derrotar el intento de privatizar la educación pública mediante el modelo chárter y los resucitados vales inconstitucionales”, indicaron.

A su vez, señalaron que se oponen “al anunciado cierre de unas 307 escuelas, el traslado obligatorio y masivo de estudiantes, la declaración de miles de maestros excedentes y la no renovación de contratos a unos 7.000 transitorios”, indicaron.

A su vez, opinaron que todo ellos “son requisitos para hacer atractivo a los privatizadores el apoderarse de nuestros centros de enseñanza”.

Las escuelas chárter son un sistema por medio del cual el gobierno le entrega a empresas privadas la administración de los planteles y le paga miles de dólares anuales por cada estudiante, consideraron.

“Se estima que los privatizadores recibirán alrededor de 6.400 por cada estudiante matriculado. Es una manera de transferir dinero público a allegados y empresas que posteriormente le ofrecen respaldo monetario a los políticos. Es una manera de fomentar la corrupción”, manifestaron.

Además auguraron que la “privatización propuesta por el gobierno despojará al magisterio de sus ya diezmados derechos laborales”.

“Se reducirá el salario, días de vacaciones, días por enfermedad y el bono de navidad. Nunca tendrán seguridad de empleo y permanencia. No les protegerá ningún derecho como empleado público porque pasarán a ser empleado del privatizador. Muchos maestros y maestras perderán su trabajo y tendrán que irse de Puerto Rico. No hay otro camino que enfrentar este ataque a la educación pública y vencer”, agregó.

Por último, consideraron que los “maestros junto a los padres, madres y otro personal tenemos que continuar acumulando fuerzas, realizando actividades y presionando al gobierno y las Secretaria de Educación para que desistan de destruir la educación pública”.


Anuncio