Anuncio
Share

Supervisora del Condado de Los Ángeles urge mejorar limpieza de áreas contaminadas por planta química

La supervisora del Condado de Los Ángeles, Hilda Solís, presentó hoy un programa de limpieza para descontaminar las áreas afectadas por el clausurado centro de reciclaje de baterías Exide, que supone una seria amenaza sanitaria para la comunidad local, de mayoría hispana. EFE/ARCHIVO

La supervisora del Condado de Los Ángeles, Hilda Solís, presentó hoy un programa de limpieza para descontaminar las áreas afectadas por el clausurado centro de reciclaje de baterías Exide, que supone una seria amenaza sanitaria para la comunidad local, de mayoría hispana. EFE/ARCHIVO

EFE

La supervisora del Condado de Los Ángeles, Hilda Solís, urgió hoy mejorar el programa de limpieza para descontaminar las áreas afectadas por el clausurado centro de reciclaje de baterías Exide, que supone una seria amenaza sanitaria para la comunidad local y que es de mayoría hispana.

Durante una presentación en Sacramento ante el Comité Conjunto de Tóxicos Ambientales de la Asamblea y el Senado de California, Solís criticó el programa de descontaminación del Departamento de Control de Sustancias Tóxicas (DTSC) y lo calificó de “lento e ineficaz”.

“La lenta e inadecuada respuesta de DTSC a Exide no cuenta con la confianza de las comunidades locales”, aseguró hoy la supervisora, quien añadió que el departamento no ha ofrecido “el apoyo apropiado, la transparencia o el liderazgo por estos vecindarios sufridos y abandonados”.

La planta de reciclaje de baterías Exide Technologies, que funcionó durante más de 30 años con permisos temporales de DTSC, fue clausurada en marzo de 2015 tras comprobarse que produjo una fuerte contaminación, especialmente con plomo, en las áreas circundantes donde se asentaba la instalación.

La funcionaria ofreció que su oficina trabaje con DTSC “para mejorar y expandir el plan” del departamento, que, a su juicio, tiene problemas críticos.

El primero de los cuales tiene que ver con el proceso de descontaminación lote por lote, “que deja muchos hogares en cuadras de alto riesgo sin ninguna limpieza”.

También criticó que el programa excluye las áreas entre el borde de la calle y la acera adyacente a cada residencia, con lo que la contaminación que quede ahí “puede ser llevada hacia la propiedad por las personas, los animales y el viento”.

Según la supervisora, otra falla del plan de DTSC es que asume que sólo el 50 % de los hogares optarán por la limpieza interior, que será hecha por un contratista sin supervisión o pruebas anteriores y posteriores para determinar si la vivienda ha sido completamente descontaminada.

De acuerdo con los datos presentados por Solís, a la fecha sólo 260 casas -y únicamente 26 con altos niveles de plomo- han sido descontaminadas. El condado estima que hay más de 5.000 parcelas que necesitan ser limpiadas.

Luego de una audiencia similar realizado hace dos años, el gobernador estatal, Jerry Brown, destinó 176,6 millones de dólares para comenzar a enfrentar el problema de la contaminación en las áreas afectadas.

A la fecha todavía quedan aproximadamente 125 millones de ese fondo, aunque el dinero no está incluido en el presupuesto de la gobernación, por lo que Solís pidió hoy que se autorice la inclusión de estos fondos en el presupuesto de este año.


Anuncio